Sigue la escalada de los radicales secesionistas

En Mataró este sábado una manifestación constitucionalista sufrió los ataques de radicales secesionistas que les tiraron huevos y piedras, y solo el cordón policial impidió que los vándalos golpearan a los concentrados.

Previamente estos separatistas habían llenado las calles de esta ciudad de pintadas, entre ellas alguna que llamaba “fascista” al alcalde y pintaron de amarillo el monumento en el que se iba a iniciar la manifestación.

En el barrio de Sant Andreu, en Barcelona, el local de una asociación de vecinos apareció llena de pintadas. Y ese mismo día el domicilio de un concejal de Cs en Sitges fue atacado a pedradas. Era la segunda vez en ocho días que este regidor vio vandalizado su hogar.

Si el primer acto del nuevo gobierno de la Generalitat es poner en la fachada principal del Palau en Plaça de Sant Jaume una pancarta pidiendo la libertad de los “presos políticos” es difícil que los radicales separatistas vayan a bajar el listón, porque se sienten apoyados por el poder autonómico.

Para comenzar una nueva etapa en Cataluña es necesario que JxCAT, ERC y CUP dejen de ofender y de excluir a la más de media Cataluña que no les vota. Y, sobre todo, que dejen de dar alas a los sectores más radicales del secesionismo.


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon, en la web de El Corte Inglés y en la tienda on line de La Casa del Libro. Y ‘El hijo de la africana’, de Pau Guix, en este enlace de la tienda de El Corte Inglés.


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo