La tumba de Galapagar

Nunca agradeceremos lo suficiente la aportación de Pablo Iglesias a la unidad de España. Con la ruptura de Errejón y Carmena en la Comunidad de Madrid, Podemos se atomiza aún más. O se fracciona, como gusten.

La apuesta del Sultán de Galapagar por unir populismo y nacionalismo bajo una confederación de naciones ha logrado que su partido se haya ido fraccionando en pequeños reinos de taifas. Entre mareas y adas, folklore filoetarra andaluz y catalanismo valenciano, el juego de tronos está solicitadísimo, y la revolución echa unos zorros. El que vino para redimirnos de la Transición española del 78, se achicharra dentro de los muros de su casoplón de 660.000 euros.

Él mismo, hace cuatro días nos aseguraba con voz mitinera y postiza desde la cocina de su casa de Vallecas: Yo nunca abandonaré a los míos, nunca dejaré mi barrio, no nos vamos a convertir en unos cínicos: “Os aseguro una cosa, cuando no se te olvida de donde vienes, cuando estás orgulloso de haber crecido de un barrio, cuando estás orgulloso de mirar a los ojos a la gente de tu piso, que ven que sigues viviendo en el mismo sitio, cuando saludas al panadero, cuando saludas al que te vende el periódico… bla, bla, bla”.

Solo hay una cosa peor que el mal, que el mal lo presenten envuelto en el bien. Porque lo que es imperdonable no es tener una casa de lujo, sino ir de putas con los votos de castidad y sotana.

Su incapacidad para pronunciar la palabra España, su desprecio por esa “cutre pachanga fachosa”, o su burla contra la bandera constitucional que la considera “monárquica y postfranquista”, le ha llevado a abominar del nacionalismo español, pero no del catalán y vasco. De ahí a convertir España en una confederación de naciones había un paso. Lástima que el destino que preveía para el Estado con una confederación de naciones, lo está sufriendo ya en carne propia en su propio partido. El rejón que le ha clavado su colega Iñigo en la Comunidad de Madrid es sólo el penúltimo capítulo.

Si España tenía alguna duda sobre lo que ocurriría si un pelanas como éste lograba acabar con la Transición y lograr convertirla en una Confederación, ya sabe lo que le espera. Sólo hace falta que se fije en su partido.

Antonio Robles


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon y en la tienda on line de La Casa del Libro. Y ‘El hijo de la africana’, de Pau Guix, en este enlace de Amazon.


‘50 hazañas de TV3’ es el último libro de Sergio Fidalgo, en el que ofrece 50 ejemplos que demuestran las malas artes de una televisión pública que se ha convertido en una herramienta de propaganda en manos del secesionismo. Insultos al Rey, faltas de respeto a líderes constitucionalistas, manipulaciones informativas... Se puede comprar en este enlace de Amazon. Si lo quieres dedicado manda un correo a edicioneshildy@gmail.com y pregúntanos como pagar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.