La Cataluña bolivariana de Puigdemont

Un gobierno encabezado por un partido presuntamente de derechas, la antigua Convergencia, planteando procesos constituyentes bolivarianos en una región de la Europa occidental, cuna de la democracia. Este es resumen del proceso secesionista. La exclusiva del diario “El País” sobre como el gobierno de Carles Puigdemont propone en su retocado borrador de la Ley de Transitoriedad Jurídica activar un proceso participativo de base ciudadana para redactar y aprobar la hipotética Constitución de la República catalana, es más que preocupante.

Indica que Puigdemont ha perdido definitivamente el norte, y que está como pollo sin cabeza planteando ocurrencias a diestro y siniestro. Extremo que se confirma por la destitución de Jordi Baiget por plantear dudas sobre la consulta ilegal. Los que van dando  lecciones de democracia no soportan ni siquiera un comentario ligeramente crítico. Cataluña no tiene un ejecutivo autonómico, tiene una banda que solo busca mantenerse en el chollo y que no tiene ningún proyecto para gobernar la comunidad.

El nuevo “proceso constituyente” sería carácter muy asambleario y con tintes similares a los propuestos por decreto presidencial el pasado mayo por el presidente Nicolás Maduro para Venezuela. Ese decreto de Maduro para convocar el 30 de julio una Asamblea Nacional constituyente, con la elección de 540 nuevos diputados, muchos teledirigidos desde ámbitos sectoriales y territoriales progubernamentales.

Lo que buscan los secesionistas es maniatar cualquier discrepancia y asegurarse el poder por los siglos de los siglos. Esta es su “democracia”. Frente al totalitarismo el Gobierno que encabeza Mariano Rajoy ha de garantizar el respeto a las leyes democráticas con las que nos hemos dotado los ciudadanos españoles.


Si quiere colaborar para que elCatalán.es sea un diario digital que defienda a la Cataluña real, aquí tiene la información de la campaña de crowdfunding.


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo