Sijena, el fin de la impunidad

El fin de la impunidad secesionista a la hora de evitar el cumplir las sentencias judiciales poco a poco va acabando. El traslado de las obras de arte del Monasterio de Sijena desde el Museo de Lleida se produjo a pesar de los intentos de un grupo de radicales secesionistas, que han querido bloquear la salida de las obras.

El Juzgado número 1 de Primera Instancia e Instrucción de Huesca dictó una providencia el pasado jueves autorizando a la Guardia Civil a usar la fuerza, si era necesario, para entrar en el Museu de Lleida a partir de las 00.00 horas de este lunes para trasladar las obras.

Dicho juzgado ordenó la devolución de estos bienes pertenecientes al tesoro artístico del Monasterio de Sijena, tras anular la venta por parte de la Orden San Juan de Jerusalén en 1983 al gobierno autonómico catalán.

La resolución judicial se ha cumplido, como es normal en un Estado de derecho como España. Lo que no era lógico era la continua actitud de los separatistas de incumplir las decisiones de los tribunales.

Sijena abre el camino de cómo se ha de tratar a los que ponen sus intereses ideológicos por encima de la Justicia de un país democrático.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo