¿Y si esto es el final?

Viajaba Joseph Roth por una Europa que se encaminaba hacia otra nueva tragedia. Las guías de viajes de los años inmediatamente anteriores al estallido de la Primera Guerra Mundial describían paisajes bellos, trenes, balnearios, lugares de sociabilidad burguesa, vamos, una suerte de Mirablau permanente en una orgía de ingenuidad. Ajenos al mal y al virus que desde finales del XIX se fue introduciendo en la sociedad desde las emergentes ideologías liberticidas de toda suerte, el mundo fue adquiriendo las tonalidades más siniestras del expresionismo.

Guerra, caos, destrucción y división fueron colmatando el espacio público hasta enseñorearse en una esvástica, una camisa negra (como la del vicepresidente en su luto del día 27 de mayo en el Congreso) y la recurrente hoz y martillo.  De gules y sable se fue pintado Europa hasta 1945. Después, un supuesto consenso se adueñó de las naciones en una Europa fragmentada ahora no por luteranos y católicos, sino por comunistas de un lado y las democracias liberales de otro con la salvedad hasta los años 70 de España y Portugal.

Desde 1978, en España, vivimos instalados en la superación de varios inviernos y demasiadas primaveras; convocados por odios cervales cada vez más tribales. Unos, los liberticidas, escriben sus “Veladas del caos” a imitación del texto de Veladas de San Petersburgo de Joseph de Maistre, evocando su mundo revolucionario y disolvente; otros, apenas pueden ya esbozar una tímida sonrisa, recluidos en la esquina ideológica que la presión mediática les obliga. Recuerden los funestos días de octubre del 2017 en Cataluña, cuando algunos decidieron hacer de su visión personal del paraíso un imperativo identitario para todos.

Pues hoy, desde el gobierno y sus socios, se nos impone una perspectiva unívoca, un imperativo doctrinal que no puede ser cuestionado, como comenzó a verse en los años finales de la República de Weimar, cuando unos hablaban de “regeneración” y otros decían, bueno, no está mal, omitiendo de manera grosera lo que subyacía a todos los mensajes de un nuevo mañana. Alguno decía que era necesario acabar con el estado actual de cosas para iniciar un nuevo camino. Muchos gritaron desde el exterior y escribieron páginas y páginas sobre un mundo que se estaba perdiendo.

Pero hoy, en medio de una crisis de proporciones groseras para todos, ¿por qué algunos quieren precipitar el final? Recrear la construcción social del mal no puede arrojar sobre las personas nada positivo. Responsabilizar a la oposición de todo, no parece que sea el camino para establecer los consensos de reactivación de la economía y de los valores sociales que debemos compartir, no sea que el virus, además de llevarse por delante la vida de miles de personas, arrase con una forma de entender las relaciones políticas en una sociedad y esta España nuestra sea, como afirma Arcadi Espada en su artículo de ‘El Mundo’, “una patria de mierda” y que, lo que estemos asistiendo no sea al inicio de un proceso de desescalada, sino al final de nuestro modo de constituir una democracia.

Heraldo Baldi

(NOTA: En estos momentos de crisis y de hundimiento de publicidad, elCatalán.es necesita ayuda para poder seguir con nuestra labor de apoyo al constitucionalismo y de denuncia de los abusos secesionistas. Si pueden, sea 2, 5, 10, 20 euros o lo que deseen hagan un donativo aquí).


‘Equidistantes exquisitos’ es el último libro de Antonio Robles, un ensayo que constituye, en palabras del economista Félix Ovejero, “un inventario del paisaje humano que allanó el camino a la locura nacionalista”. Cuenta con un prólogo del dramaturgo Albert Boadella. El PVP del libro es de 17 euros. Si desean pagar por tarjeta o paypal pueden hacerlo en este enlace del módulo de pago. Sigan los siguientes pasos: Pongan en el recuadro en blanco ("donaré”) el importe correspondiente al número de ejemplares que deseen (17 euros, si quieren uno; 34 euros, si quieren dos, y así sucesivamente). Pongan solo el número, no pongan la palabra “euros”. Sin añadir nada más hagan clic en el botón "donar". A continuación, le saldrá otra pantalla en la que le pedirán datos y pongan en el recuadro "información adicional" la siguiente información: "Libro Robles" y su dirección, código postal y un correo electrónico válido. Ha de escoger si quiere pagar por tarjeta de crédito o por paypal. Y luego dele a "realizar el pedido". Otra forma de adquirir el libro es escribiendo un correo a [email protected] y se les informará de otras formas de pago. El libro tardará unos 15 días, debido a la reducción del servicio de Correos. Si tienen dudas escriban al correo antes indicado.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.