Respuesta a Xavier Trias

El pasado 18 de marzo, y bajo esta misma cabecera, se publicaba un artículo con el título de “El Estado nos planteó un pulso y nos ganó del todo” como frase más destacada del reciente libro de Xavier Trias, Tot el que no es volia dir.

Parece mentira que a estas alturas del cuento, del “Prusés”, alguien que ha formado parte activa y directa en todo este descalabro que ha supuesto para Cataluña la Gran Mentira de la República Catalana, del helado de postre todos los días, pretenda ahora hacer caja desvelando lo que “no es volia dir”.

Es vergonzoso, los que nunca dimos el más mínimo crédito a la sarta de patrañas, medias verdades y mentiras manifiestas que a lo largo de todos estos años se han ido extendiendo entre una parte de la población catalana, que creía a pies juntillas todo lo que emanaba del régimen como Palabra de Dios, sabíamos lo que se ocultaba detrás de toda aquella gran falacia.

Quizás no llegamos a saber TODO lo que se ocultaba, pero sí intuíamos la mayor parte, y sobre todo siempre fuimos conscientes de que el nuevo Flautista de Hamelín arrastraba a esa parte de la población catalana al abismo, y con ellos a todos nosotros.

Sepa Señor Trias que no va a poder contarme entre sus lectores por muchas razones, pero por una en concreto que tiene que ver con la frase que El Catalán destaca de su libro en su reseña: “El Estado nos planteó un pulso y nos ganó del todo”.

Señor Trias, solo tengo conocimiento de una única frase de su libro por el titular de la reseña, pero… ¿cómo puede pretender vendernos el libro o excitarnos a que lo leamos si ya solo esta aislada frase contiene una (otra) gran mentira?

Todos recordamos la visita del President Mas a la Moncloa con su ultimátum: O negociamos una mejor financiación para Cataluña o vamos a la independencia. ¿Quién planteó el pulso? ¿Puede usted sostener aún que todo el “Prusés” ha sido un pulso planteado por el Estado? No nos hagan ustedes, una vez más, comulgar con ruedas de molino. Yo, modestamente, por lo menos, no se lo voy a permitir.

La frase que sirve de titular a la reseña se completa en el texto con la que le sigue en el párrafo del libro: “El Estado nos planteó un pulso y nos ganó del todo. Una parte del PP muy ligada a Aznar y a Ciudadanos creyó que debía demostrar fuerza y firmeza y nos derrotó definitivamente”.

Señor Trias, dicho ello con todo el respeto que me merece su persona, esta segunda frase me defrauda absolutamente ya que tenía en mayor estima su capacidad intelectual. ¿Cómo cree que se puede defender una democracia sino con toda la fuerza y firmeza que permita la legislación vigente? ¿A santo de qué trae a las páginas de su libro a José María Aznar, donde lo vincula a Ciudadanos por a ellos estar muy ligada una parte del PP que según usted creyó que debía imperar el Estado de Derecho y cumplirse la Ley?

¿Quiere usted decirnos que, en su inocencia, si no ignorancia, creyeron ustedes que el Estado, la Democracia, no se defendería con toda la fuerza y firmeza de las Leyes, de su ataque, de su Golpe de Estado?

Un partido como el suyo, con tan dilatada trayectoria en la vida política de nuestra democracia, con miembros como usted, que a estas alturas se descubran como políticos tan poco afectos al respeto y al imperio de la Ley, nos aclara mucho acerca de lo que llevamos vivido y sufrido en Cataluña a lo largo de los últimos años, y nos desvela el tipo de Régimen que habían soñado para someternos a todos.

Termino trayendo a Don Blas de Lezo para inspirado en su frase “una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” versionarla en la forma siguiente:

La verdad no sucumbe porque la ataquen, sino porque los que creemos en ella no la defendamos.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo