No les molesta el “ejército”. Les molesta el “español”

Que un Estado democrático tenga un ejército es más que deseable para defender la soberanía nacional, sobre para asegurar que sus valores no se vean conculcados por otras potencias extranjeras que no compartan un estilo de vida basado en los derechos humanos.

El Ejército español, unas fuerzas armadas plenamente democráticas que han mostrado su compromiso con la paz en multitud de operaciones en el extranjero, ha sufrido durante años el acoso de los secesionistas con la excusa de una falsa cultura “pacifista”. Por eso a algunos puede sorprender que Carles Puigdemont abogue ahora por la creación de un Ejército catalán.

El presidente de la Generalitat aseguró que “la política de defensa es absolutamente indispensable” y aludió a la lucha contra la amenaza yihadista. “Hace falta un esfuerzo en inteligancia militar y recursos para afrontar los ataques de las guerras modernas”. Es lógico que un político que piense en el bienestar de sus ciudadanos piense así.

Cataluña tiene además la suerte de contar con un gran ejército, las Fuerzas Armadas de España. Pero tras escuchar las palabras de Puigdemont queda claro que el Ejército español no molestaba a los secesionistas por “Fuerzas Armadas” sino por “Españolas”.


Puedes colaborar con elCatalán.es para que siga con su labor de defender la Cataluña real, la Cataluña que quiere formar parte de una España democrática, participando en la campaña de crowdfunding, aquí tienes los detalles. O comprando el libro ‘La Cataluña que queremos’. Aquí, más información.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo