Los secesionistas no pueden tener impunidad

Los cinco millones de euros que el Tribunal de Cuentas ha pedido como fianza a Artur Mas, Joana Ortega, Irene Rigau y Francesc Homs para cubrir el dinero público que se usó para celebrar la consulta del 9N es una gran noticia para todos los demócratas. Los encausados tendrán todas las garantías, y si salen absueltos no tendrán que pagar ni un euro, pero si no fuera así quedaría claro que quien la hace la paga, y quien atenta contra las normas de convivencia ha de sufrir las consecuencias.

Los secesionistas han tenido cierto margen de impunidad debido a que dominan las principales instituciones catalanas. Bueno es que todos los españoles sepamos que también están sometidos al Imperio de la Ley, como todos los ciudadanos. Que no son una casta aparte, cuyos privilegios les permiten sortear el cumplimiento de las normas.

En un momento de extrema gravedad en España, con unos líderes separatistas vulnerando cada día las normas de un país democrático, era imprescindible que quedara claro que nadie está por encima de las leyes. Ojalá los secesionistas tomen nota y recuperen la cordura, y dejen de atentar contra la buena convivencia entre todos los ciudadanos de nuestro país.


Puedes colaborar con elCatalán.es para que siga con su labor de defender la Cataluña real, la Cataluña que quiere formar parte de una España democrática, participando en la campaña de crowdfunding, aquí tienes los detalles. O comprando el libro ‘La Cataluña que queremos’. Aquí, más información.


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo