La perversión del lenguaje

Luis Fernando Valero

Por fin terminó el juicio sobre “el Proceso”, aunque la palabra nos refiera a una obra de Kafka, debe aceptarse que este “procés”  ha tenido mucho de kafkiano, en su acepción más exacta que es la situación de carácter trágicamente absurdo de las situaciones que se observan en su acontecer.

En esta situación lo más deleznable es la pavorosa degradación del lenguaje en el sentido de que palabras que significan hechos, conceptos y situaciones razonables, que el ser humano hace, palabras como “paz, violencia, derechos humanos, derecho a decidir, política, justicia, autodeterminación, libertad, presos políticos, políticos presos, democracia, votar” adquieren unos contextos que imposibilitan entender de qué es de lo que se está hablando.

Durante el juicio hubo intervenciones de los procesados y de sus abogados que definían sus acciones en un sentido totalmente diferente y radical de lo que la realidad se había visto y las definiciones conceptúan.

Según sus narraciones la declaración de independencia no fue tal, no se produjo, solo se hacía caso a un mandato popular. Para otros, aquello fue un farol, como los que se emplean en el póker; otros afirmaron que nunca se dejó de respetar la Constitución, que todos ellos habían jurado aceptarla al ser elegidos y en absoluto la han desobedecido.

Más aún, la respetaron y prueba de ello es que no hubo declaración de independencia, ni por ocho segundos, ya que no se arrió la bandera de España del edificio de la Generalidad, y se aceptó el 155. Y los hechos del 6 y 7 de septiembre en el Parlament fueron hechos derivados de que el pueblo de Cataluña votó libremente para decidir celebrar una fiesta  festiva de paz, acercándose a unas urnas, que nadie sabe quién compró, quien puso en los centros de votación, y al final no se sabe que le pasó por la cabeza al presidente Puigdemont, que se desdijo de todo lo que habló con interlocutores, como el presidente autonómico vasco Urkullu. En una palabra todo fue una demostración de paz, amor, armonía hacia Cataluña y España.

El sociólogo colombiano Miguel González, en su obra “Los lenguajes del Poder” (2013) afirma: “Hay unos lenguajes del poder que precisan ser leídos y comprendidos, puesto que surge un desorden dentro del orden que facilita el dominio de las clases dominantes y la aceptación tácita de las hegemonías venidas del afuera, pero que también son privilegiadas desde el poder”.

Y Victoria Camps en su obra “Educar en valores: un reto educativo actual “nos afirma la necesidad humana de expresarse, de dominar el lenguaje para transmitir sus saberes, necesidades y carencias. Sin el filtro del poder, con la perversión que se está haciendo del lenguaje como han señalado brillantemente Nicolás Sartorius en su obra “La manipulación del lenguaje” o Alex Grijelmo en su libro “Palabras de doble filo” y Sergio Fidalgo con “50  hazañas de TV3” es difícil poder entender,una de las palabras más queridas de los independentistas, el derecho de autodeterminación. Cuesta comprender cuando ellos la invocan si es en los términos de los que la definieron exactamente la Comisión  de Derechos Humanos y de los Pueblos: “Independencia, autogobierno, gobierno local, federalismo, confederalismo, unitarismo o cualquier otra forma de relación conforme a las aspiraciones del pueblo, pero reconociendo los otros principios establecidos, como la soberanía e integridad territorial”

La “Declaració sobre l’Atorgament de la Independència als Pobles i Països Colonials” señala: “Article 2. Tots els pobles tenen dret a l’autodeterminació; en virtut d’aquest dret determinen lliurement el seu estatus polític i procuren lliurement per llur desenvolupament econòmic, social i cultural.”

“Mitjançant aquesta Declaració, les Nacions Unides reconeixien expressament el principi d’autodeterminació en relació amb el procés de descolonització, per tal de facilitar a les antigues colònies que decissin lliurement llur futur”.

Lo escribimos en catalán para que sea entendido por esos independentistas que leer y hablar el castellano o español les da grima…

Nadie duda que el daño que produjo a la sociedad catalanohablante y a la castellano hablante la política franquista es inmensa, lo triste es que aquel suceso sea hoy coartada para hacer lo mismo que el franquismo, pero sobre el castellano. Sería deseable que los que defienden esta posición leyeran a Jean Pierre Faye que analizó este fenómeno en su monumental obra “Los lenguajes totalitarios”, y observó cómo determinados grupos prohíben a los otros el uso de ciertos vocablos mientras imponen los suyos. Franco, Hitler y Stalin lo hicieron.

Cuántas familias catalanas, como señaló uno de los acusados tienen padres, madres, familiares que tienen como lengua materna el castellano, que es tan digno y respetable como el catalán, es triste que se copie a los citados para hacer lo mismo.

Se pueden buscar las fórmulas imaginativas que se quiera, y retorcer el lenguaje y los conceptos tanto como se plazca, pero la realidad política de este país sigue siendo la misma. Se resume en un marco muy sencillo de entender: empezar cada conversación definiendo claramente las palabras con el sentido real que da el diccionario.

Luis Fernando Valero


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.