La Generalitat no debe de ir de la mano de los violentos

No sirve de nada que el consejero responsable de Turismo, Santi Vila, diga que la CUP “se equivoca” y no “ayuda al procés” si no condena el ataque que sus cachorros de Arran perpetraron contra un autobús turístico en Barcelona, pinchando una rueda, llenándolo de pintadas y amenazando a los pasajeros. Al contrario, se muestran orgullosos de este tipo de acciones y las justifican diciendo que son “simbólicas”.

Si el PDeCAT y ERC quieren romper con los violentos han de dejar de ir de la mano en el Parlament junto a los diputados de la CUP. Esta coalición antisistema quiere reventar nuestra sociedad para construir su fantasmagórico proyecto totalitario de una Cataluña a su medida. Habrá más ataques a autobuses. Y contenedores quemados. Y oficinas bancarias asaltadas. Y sedes de partidos constitucionalistas destrozadas.

No saben hacer otro tipo de política. La Generalitat ha de elegir si quiere como socios de gobierno a gente que solo se dedica a amedrentar y amenazar. Si es así, quedará claro que a Puigdemont y a Junqueras les va la violencia y el totalitarismo.


Puedes colaborar con elCatalán.es para que siga con su labor de defender la Cataluña real, la Cataluña que quiere formar parte de una España democrática, participando en la campaña de crowdfunding, aquí tienes los detalles. O comprando el libro ‘La Cataluña que queremos’. Aquí, más información.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo