La estelada del Puigmal

Aprovechando las vacaciones estivales, hace unos días ascendí en solitario a la cima del Puigmal desde la vertiente francesa. No me sorprendió el hecho de ver una bandera estelada coronando la cumbre de 2.909 metros, pero si me llamó la atención observar como un grupo de excursionistas franceses, se hacían una foto al lado de la bandera. Esa actitud me hizo deducir que eran independentistas, o que de una forma mas lógica y razonable, les llamaba la atención los colorines de la bandera, en una cima desierta, en la que sólo hay una cruz de hierro y un pilar de hormigón o índice geodésico.

Les pregunté de dónde eran, y me dijeron que de Prades, y luego añadí la pregunta de si eran nacionalistas de la Cataluña norte, y de una forma airada y mostrando un orgullo de pertenencia, me dijeron que ellos eran ciudadanos de la República Francesa. Entonces les pregunté si sabían lo que significaba esa bandera, contestándome que era la bandera de la Cataluña independiente. Les aseveré que si los separatistas catalanes conseguían la independencia de Cataluña, una de las primeras acciones del Gobierno de la República Catalana, sería la reivindicación anexionista de la Cataluña norte. Uno me dijo sorprendido: “mais ce n’est pas possible Monsieur”, a lo que yo replique “oui est possible”. También les comenté que durante la Diada de Cataluña los separatistas se dedican a quemar banderas francesas. Dicho esto automáticamente se apartaron de la estelada, poniendo al unísono cara de asco.

Luego cuando abandonaron la cumbre, di buena cuenta de la bandera, pero para ser políticamente correctos, vamos a decir que desapareció misteriosamente o por acción del viento; cosas que pasan.

Un servidor, como gran parte de los políticos de la antigua Convergencia, veraneo en la Cerdanya. A mí particularmente me encanta la naturaleza, seguramente “perquè sóc fill de pagès”, aunque reconozco que algunos pueden encontrar otros atractivos en esa comarca, como el esquí, la gastronomía o la proximidad de Andorra para llevar dinero.

En esa zona limítrofe con Francia, al escuchar la radio se sintonizan indistintamente tanto las emisoras francesas como las españolas, y me ha llamado poderosamente la atención una emisora francesa, Radio ARRELS, que es la única que emite exclusivamente en lengua catalana.

Curiosamente los locutores y locutoras de esa emisora de radio, en vez de hablar el catalán propio de la Cataluña norte, emplean un catalán académico con un fuerte acento francés, dando la sensación de que no lo han aprendido de sus padres, sino en una academia, presumiblemente en Cataluña.

Me he dedicado a sintonizar esa emisora, y al margen de que solo se puede escuchar música en lengua catalana, francesa e inglesa, he constatado que prácticamente el único tema informativo era todo lo relacionado con el proceso separatista que se vive en Cataluña, alternado con emisiones musicales. Podríamos decir resumiendo, que en esa emisora la programación intermitente es: procés, música, procés, música, algo de publicidad, y sant tornem-hi, y así todo el día. Huelga decir que la música mayoritaria era de grupos como Els Pets, Sopa de Cabra, Els Catarres, y otros de nombres tan emotivos.

Me puse a investigar en internet, y he visto que la sede de esa emisora está en Perpiñán, y en la propia wikipedia catalana, se reconoce que recibe fondos y subvenciones de la Generalitat de Catalunya.

Los catalanes ya estamos acostumbrados a que nuestro Gobierno autonómico desatienda a los niños que sufren desnutrición, se cierren centros de asistencia médica, no se abone a los farmacéuticos sus emolumentos, y que los funcionarios de la Generalitat cobren sus nóminas gracias al Gobierno de España, mientras se dedican fondos ingentes e ilimitados a todo lo relacionado con el procés. Si esto ya es el colmo, podríamos decir que el colmo de los colmos, es que se destinen fondos para bienes de equipo en un país extranjero para el mismo propósito.

El Gobierno de la República Francesa no debería de permitir que una emisora separatista, o mejor dicho anexionista, financiada con capital extranjero, emita desde su territorio, salvo que como los troyanos, les guste tener en casa un caballo regalado por el enemigo, y llegue el día en el que el “il n’est pas possible”, se convierta en el “oui est possible”.

Juan Carlos Segura Just
Autor del Libro Negro de la Independencia

 

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.