La CUP se la envaina y pasa de proponer una “paella masiva insumisa” para el 21-D a presentarse a las autonómicas

Mireia Boya, diputada de la CUP en la cámara autonómica catalana, aseguró el 27 de octubre que su formación rechazaba la convocatoria de elecciones para el 21 de diciembre y propuso celebrar en su lugar una “paella masiva insumisa”. Y unos días antes fue el también diputado Albert Botran el que manifestó que su formación “boicotearía” unos comicios convocados por el Estado a través del artículo 155 de la Constitución.

Pero la CUP ha cambiado de opinión. En la asamblea que esta formación ha celebrado hoy en Granollers, y en la que han participado 1.125 militantes, ha decidido concurrir a los comicios autonómicos. Con el 91,63% de los votos han acordado presentarse a las elecciones “ilegítimas” del 21-D. “Ilegítimas”, pero autonómicas, al fin y a la postre.

Un 64,05% ha decidido que su participación sea liderando en solitario una candidatura “lo más amplia posible, claramente rupturista, independentista y de izquierdas”, por lo que la CUP irá a las elecciones autonómicas con una lista propia.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo