El callejón sin salida creado por los secesionistas

El tan anunciado viaje a Alemania de los diputados de Junts per Catalunya no ha servido para nada y lo único que han anunciado es que, de momento, siguen apostando por Carles Puigdemont y Jordi Sánchez, dos opciones que no son viables dado que la Justicia las impedirá por no ajustarse a Derecho.

Junts per Catalunya se ha arrogado el derecho de seguir manteniendo paralizada la política catalana, en su empeño de escenificar su apoyo a unos políticos en un caso fugado y el otro en prisión preventiva.

Así no hay manera de avanzar para conseguir desbloquear un Parlament que parece decorativo ante su imposibilidad de legislar.

Urge de una vez que los secesionistas, que tienen mayoría parlamentaria, formen gobierno y, sobre todo, que vuelvan a la senda de la legalidad.

Es la única manera de intentar recuperar la convivencia y de sanar la división social creada por un separatismo que ha demostrado muy poca grandeza.

Y también han de cesar los ataques de radicales secesionistas a las sedes y domicilios de jueces, partidos políticos, líderes constitucionalistas y ciudadanos en general. Ha de acabar la persecución a los que no son nacionalistas.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo