El Grupo de Periodistas Pi i Margall se adhiere al comunicado de FAPE en defensa de Javier Negre

El Grupo de Periodistas Pi i Margall, única asociación de periodistas catalanes adherida a la FAPE, ha emitido una nota en la que apoya el comunicado que esta entidad ha emitido en respaldo al periodista de El Mundo Javier Negre, por la campaña de acoso que está sufriendo en redes tanto él como su familia por parte de activistas secesionistas.

Sergio Fidalgo, presidente del Grupo Pi i Margall, asegura que es “intolerable que hechos así, más propios de una dictadura pasen en una nación democrática como España”, y manifiesta el total apoyo de esta asociación a la FAPE en todas la acciones que decida emprender en defensa de Javier Negre.

El texto del comunicado de FAPE es el siguiente;

La Junta Directiva de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha acordado respaldar al periodista Javier Negre, del diario El Mundo, ante la campaña de acoso en las redes contra él y su familia que están promoviendo la CUP y grupos independentistas catalanes afines.

En su primera reunión, la Junta elegida el pasado 14 de abril, rechaza tajantemente la campaña contra Negre, cuyo único objetivo es acallar su voz e impedirle que ejerza el periodismo libremente.

La campaña comenzó a raíz de que Negre difundiera en El Mundo la identidad de los nueve profesores del colegio Sant Andreu de la Barca (Barcelona) denunciados por la Fiscalía por humillar supuestamente a alumnos hijos de guardias civiles.

La campaña incluye insultos y amenazas a Negre y el anuncio de que iban a buscar datos suyos y de su familia, como números de teléfono y domicilio. El Mundo informó de que este llamamiento surtió efecto: los datos personales de los padres del periodista se hicieron públicos, además de fotografías que pertenecían a su más estricta intimidad.

La FAPE reclama el cese de esta campaña de acoso e insta a sus promotores a que respeten la libertad de expresión y el derecho de los ciudadanos a estar informados por los periodistas con noticias veraces y comprobadas.

La FAPE considera que las campañas de amenazas a periodistas en las redes, como la que está sufriendo Negre, tratan de impedir el libre ejercicio del periodismo a fin de imponer un régimen de miedo que conduzca a la censura y a la autocensura y a la supresión de determinadas investigaciones periodísticas.

La FAPE recuerda que cualquier ciudadano que juzgue que una información periodística ha vulnerado sus derechos puede recurrir a la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo, que vela por el cumplimiento del código deontológico de la FAPE.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo