El Barça juega a la peor política

“Pedimos respeto por el significado de la palabra justicia, que permita acabar con la insólita situación de prisión preventiva que sufren, no tan sólo los políticos, sino también personas como el expresidente Rosell“,

Con estas declaraciones Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça, volvió a meter al club azulgrana en la arena política, de cara a la final de la Copa del Rey en la que se espera una nueva falta de respeto a los símbolos comunes con la tradicional pitada al Himno Nacional por parte del sector radical y maleducado de la afición azulgrana.

El presidente culé pidió respeto, pero a la vez defendió que se silbe al Rey y al himno de España en la final de Copa que se disputará este sábado contra el Sevilla: “Quiero pensar que cuando, de manera mayoritaria, nuestra afición se ha expresado silbando, no lo ha hecho para despreciar a ningún símbolo”.

“Lo ha hecho que en protesta por determinadas actitudes contra el pueblo de Cataluña en los últimos años”, ha explicado el máximo mandatario culé, justificando lo que se espera que pase, y que es injustificable.

Una cosa es la libertad de expresión y otra cosa muy diferente es presumir de ser un maleducado. Esta chulería impresentable no se puede permitir por parte de un club que se cree por encima del bien y del mal.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo