Análisis y perspectivas sobre el 10-N

Fuente: Ministerio del Interior

A estas horas, la mayoría de vosotros ya estáis saturados de las cifras sobre los resultados de las elecciones generales de ayer.

Aun así, en clave catalana, quiero destacar que, a pesar de estar viviendo los momentos más álgidos de la intifada independentista, con las movilizaciones en torno a la sentencia de los condenados por el intento de golpe de estado contra-constitucionalista, no sólo no han aumentado sus apoyos electorales, si no que han descendido.

Voto constitucionalista = 2.120.000

Voto secesionista = 1.640.000

https://resultados.elpais.com/elecciones/2019/generales/congreso/09/

A partir de aquí, caerán cuesta abajo. Antes de que acabe este invierno, volveremos a tener las cuartas elecciones autonómicas adelantadas desde 2010 (2 años de duración media cada una).

Después de 3 años siendo incapaces de aprobar unos Presupuestos; después de que lo que queda de JxC hayan perdido el liderazgo independentista en beneficio de ERC; después de la inminente vista contra Torra procesado por desobediencia al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña; y antes de que se le acabe el período de inhabilitación especial para ejercer cargo público a Artur Más, que expira el febrero; este des-Govern está más que amortizado y en ningún caso llegará a la primavera.

Ese es el momento clave. Ahí es donde los constitucionalistas hemos de volcar todos nuestros esfuerzos, para arrojarlos del Govern y cerrar esta nefasta etapa, que pasará a la Historia por ser la más improductiva e inútil del autogobierno de Cataluña. La que arrojó a más de 6.000 empresas de Cataluña. La que incendió las calles de Barcelona haciéndonos perder cientos de miles de millones. La que fracturó a la sociedad civil. La que nos enfrentó entre catalanes (amigos y familias). La que nos costará 2 generaciones para subsanar las heridas que ha dejado este enfrentamiento.

Yo vengo explicando metafóricamente que la evolución increscendo del secesionismo en Cataluña desde 2010 hasta hoy, es un tablero de mesa con 4 patas.  Una pata es la del adoctrinamiento escolar. Otra la de la agitación y propaganda que ejercen sectariamente mediante sus medios de comunicación públicos. Otra la del Sistema de Seguridad Pública, mediante el que ejercen la coacción o la permisividad de actos ilícitos. Por último la financiación con la que alimentan todos esos pesebres y sus subvenciones clientelares.

Y esas 4 patas van unidas a un mismo tablero de mesa: el Govern.

Para acabar de una sola tacada con la utilización sectaria del Sistema de Educación Pública; de los medios de comunicación públicos; del Sistema de Seguridad Pública y del Sistema de Economía y Hacienda de la Generalitat de Catalunya; primero tenemos que romper el tablero de la mesa que une esas 4 patas.

Respecto al resultado electoral en el conjunto de España, creo que era previsible, aplicándole la lógica de la “competencia de mercados”.

Desde que recuperamos la democracia en España, el electorado siempre se ha manifestado dividido en 2 grandes bloques ideológicos, la derecha y la izquierda. La diferencia para que gobierne uno u otro bloque, oscila en un millón de votos.

A partir de 2010, cuando deja de funcionar el bipartidismo y se atomizan las ofertas electorales, la suma de los resultados por bloques ideológicos, y la diferencia en votos para que el gobierno caiga de un lado u otro, ha seguido siendo el mismo.

Tras el breve espacio de tiempo en que ni Ciudadanos ni Podemos se quisieron definir ideológicamente, permaneció la duda electoral interesada: “Ni rojos ni azules”. “Ni de derechas ni de izquierdas”. “Los de arriba y los de abajo”.

En 2016 se despejó la duda. Ciudadanos declaró que renunciaba a la socialdemócrata y abrazaba el liberalismo, y Podemos recuperó el viejo aforismo de la “izquierda real” que siempre había mantenido el PCE primero e IU después.

La caída de Rajoy bajo la acusación de “Derechita cobarde” empoderó a su ala más ultra, y entre Aznar y Aguirre engendraron y parieron a los de VOX.

Y aquí llegan las “leyes del mercado”. No hay nicho de mercado para 3 derechas (VOX+PP+Cs)  y 3 izquierdas (PSOE+PODEMOS+MP); así que las leyes de la competencia han regulado los mercados electorales, y los resultados globales siguen pareciéndose mucho a los de 1980.

Bloque de la izquierda = 11.800.000 votos.

Bloque de la Derecha=  11.000.000  votos.

https://resultados.elpais.com/elecciones/2019/generales/congreso/

Ahora lo coherente es que el bloque de la izquierda asuma su liderazgo y conforme gobierno.

Barcelona 11 de Noviembre de 2019

Javier Marín


‘50 hazañas de TV3’ es el último libro de Sergio Fidalgo, en el que ofrece 50 ejemplos que demuestran las malas artes de una televisión pública que se ha convertido en una herramienta de propaganda en manos del secesionismo. Insultos al Rey, faltas de respeto a líderes constitucionalistas, manipulaciones informativas... Se puede comprar en este enlace de Amazon. Si lo quieres dedicado manda un correo a edicioneshildy@gmail.com y pregúntanos como pagar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.