40 libros para una Barcelona plural: ‘Un model de llengua pels mitjans de comunicació. Llibre d’estil del Diari de Barcelona’

El actual decano de la prensa barcelonesa es el diario ‘La Vanguardia’, el periódico del Grupo Godó que ha sido la bandera de las clases medias de la ciudad, pero durante muchos años lo fue el ‘Diario de Barcelona’, rotativo nacido en 1792 y que tuvo algunas desapariciones temporales hasta que cerró definitivamente su edición de papel en el 1994, a causa de las bajas ventas, y su edición digital en el 2009. Fue una gran pérdida para el periodismo barcelonés y el de toda Cataluña por el acervo periodístico que supo crear a lo largo de las décadas.

El Diario de Barcelona era conocido popularmente como ‘el Brusi’ (el apellido de uno de sus primeros editores), y fue notario de la actualidad en la capital catalana hasta el último momento. Pasó por diversos dueños hasta que en 1984 la propiedad de este medio de comunicación recayó en el ayuntamiento de la ciudad, que entonces presidía el socialista Pasqual Maragall, aunque la gestión del medio se cedió a manos privadas, manteniendo el consistorio una participación que le daba el control de la propiedad de la cabecera y que mantuvo hasta 2009.

‘El Brusi’ nació como diario en lengua castellana, pero en 1986 pasó a editarse en catalán. Y la dirección del periódico decidió crear un libro de estilo en este idioma, titulado ‘Un model de llengua pels mitjans de comunicació’. Esta obra nació para ser utilizada no solo por los periodistas de este medio, ya que la Editorial Empúries la publicó en los inicios del año 1987 para que cualquier profesional de la comunicación tuviera una referencia fiable y útil a la hora de escribir textos periodísticos en una lengua que se estaba expandiendo con gran velocidad en la prensa escrita, televisiva y radiofónica.

En las primeras líneas del libro de estilo la dirección del diario asegura que “el diario de Barcelona (DdB) se ha de distinguir, básicamente, por el intento de recuperar un patrimonio histórico y de proyectarlo hacia el futuro. Este afán se pude resumir en este lema: tradición y modernidad”. El medio apuesta por un tipo de lenguaje que denomina como “funcional”, que se consigue mediante el uso de un lenguaje “llano”, que no significa que sea un lenguaje “pobre”, dado que lo define como “asequible para un lector medio”.

Y asegura que “el lenguaje no se ha de alejar excesivamente de la lengua viva, sin que esto quiera decir que tenga que ser una reproducción exacta”. Se buscaba que fuera un medio popular, más cercano en la visión de las noticias y en el lenguaje utilizado por ‘El Periódico de Catalunya’ que el de ‘La Vanguardia’. Aunque aunando el rigor periodístico que ambos medios han demostrado a lo largo de su trayectoria.

Los autores del libro de estilo apostaron por la variedad estándar del catalán, sin “soluciones dialectales”, ni “barbarismos” ni “formas arcaicas”, y consideraron como punto de referencia para cualquier consulta o duda el ‘Diccionario General de la Lengua Catalana’, obra de Pompeu Fabra.

La estructura del libro de estilo del Diario de Barcelona es la tradicional en este tipo de obras. Comienza con los criterios lingüísticos y las normas de uso y sigue con las convenciones (topónimos, siglas, sustantivos, nombres, tratamientos, gentilicios, nombres propios, mayúsculas y minúsculas, etc). Finaliza con un vocabulario de dudas y términos recomendables y diversos apéndices (extranjerismos, abreviaturas y símbolos, listado de clubs de fútbol escritos como se han de publicar en el diario, etc).

En resumen, en las 110 páginas del libro de estilo se pretende facilitar la tarea de los profesionales de la comunicación. No es una obra tan exhaustiva como, por ejemplo, el libro de estilo que El País editó, pero intenta adaptar los usos habituales del catalán periodístico a un diario casi bicentenario que apostó por un cambio de idioma.


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.