Un ‘procés’ destructor

 

El proceso secesionista lleva ya una buena lista de víctimas: acabó con Unió, ha dejado al PSC bajo mínimos, a la antigua Convergencia la ha situado al borde de la derrota, a la CUP – que en un principio se benefició – la dejó al borde de la escisión y sus perspectivas son a la baja y la siguiente víctima puede ser Podem. La formación estuvo el martes en la conferencia en el auditorio del Parlament en la que Junts pel Sí y la CUP presentaron la ley que ha de regir la consulta ilegal, pero al margen de su grupo, CSQP, que decidió no acudir.

Su Secretario General, Albano Dante Fachín, anunció el pasado 14 de junio que Podem participaría en el 1-O, aunque sin concederle validez legal. La formación morada tomó esta determinación tras una disputada votación entre las bases: la tesis que defendía la dirección logró un 35,12% de apoyos; un 28,43% se inclinó por participar y entender los resultados como vinculantes, mientras que la opción de desmarcarse del referéndum unilateral contó con un 27,26%.

Fachín no lo tendrá tan fácil en su deriva secesionista. Sectores críticos con la cúpula denuncian ahora un “pucherazo” en aquella votación y están recabando apoyos entre los círculos para intentar forzar la revocación de la actual dirección. Hasta Juan Carlos Monedero que cargó con dureza contra el actual líder de Podem en un acto en El Prat de Llobregat: “Si no sumas no vales, si no integras no vales, si no activas no vales, es así de claro”. El ‘procés’ sigue quemando a todo aquel que se le acerca.

 

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo