Sostiene Mrs. Caldwell

Camilo José Cela firmaba a menudo con sus siglas CJC. Decía que significaban estas tres cosas: ‘caminar, joder, comer’. Su quinta novela se tituló Mrs. Caldwell habla con su hijo; un trasunto de su madre Mrs. Trulock. Se publicó en 1952, cuando él tenía unos 36 años. Cela salía de una estancia en el hospital, y ahí cuenta que Mrs. Caldwell (tal cual) le decía a su hijo que si hubiera podido elegir su destino, habría escogido “con los ojos cerrados, ser tímido ciervo de las praderas, apacible ciervo de las más tiernas y delicadas praderas”.

La habladora Mrs. Caldwell sostiene que “no consigo desentenderme, hijo mío, del tiempo que pasa, de la lluvia que cae, del té que bebo, del hombre con el que me cruzo por la calle, del perro aterido de frío que araña la puerta de casa, de tu memoria”. Lo que ella quería era desentenderse de esas cosas y vivir libre. Hasta cierto punto, no es posible ni deseable.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo