Sostiene Gabriel Aresti

Leyendo al filólogo navarro Matías Múgica encuentro a Gabriel Aresti, quien pertenecía a una variedad del nacionalismo “humanista y que antepone el respeto al prójimo a las conveniencias patrias, variedad hoy no sé si extinta o en grave hibernación”. Escritor y poeta, Aresti era miembro de la Real Academia de la Lengua Vasca (Euskaltzaindia) y murió en 1975 con sólo 41 años de edad.

En 1967, mencionaba la paliza que unos mozalbetes jeltzales (miembros del EAJ-PNV) le dieron a un gallego, a quien le rompieron su gaita. Gabriel Aresti sostiene que “amo mucho al euskera, amo mucho a mi patria, pero aún más a la dignidad humana”. Decía que pondría escuelas gallegas para los hijos de los gallegos de Ermua, y que no obligaría a ir a escuelas de euskera a los niños erdaldunes de Barakaldo y Etxebarri. “Aunque para eso tenga que renegar de mi raza, de mi linaje, de mi lengua, de mi pueblo y de mi gente. Porque es mi deber amar más a un hombre que no habla euskera que a una bestia salvaje que lo habla”. Auténtica luz del cielo: Zeruko Argia, hermano.


‘50 hazañas de TV3’ es el último libro de Sergio Fidalgo, en el que ofrece 50 ejemplos que demuestran las malas artes de una televisión pública que se ha convertido en una herramienta de propaganda en manos del secesionismo. Insultos al Rey, faltas de respeto a líderes constitucionalistas, manipulaciones informativas... Se puede comprar en este enlace de Amazon. Si lo quieres dedicado manda un correo a edicioneshildy@gmail.com y pregúntanos como pagar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo