Sostiene Andrés Fernández de Andrada

Hay que trabajar sin cesar por la educación sentimental. En esa ruta localizaremos una comunidad de cultura compartida. Hacia 1612, un militar culto y residente en Sevilla, con menos de cuarenta años de edad y llamado Andrés Fernández de Andrada, escribió los 205 versos que componen la célebre Epístola moral a Fabio. Para María Zambrano, se trata de “un pequeño tratado filosófico en que la moral se hace poética”. Y Dámaso Alonso afirmó que no había en la literatura española otro poema con tales rasgos de serenidad, de contención, de precisión, de felicidad conceptual y expresiva. Es, por tanto, una lectura provechosa.

Hay una seria y disimulada dificultad social de aceptar que un poeta desconocido escriba una obra maestra. En esta pieza asoma una visión del hombre como un microcosmos que refleja o resume cuanto pueda hallarse en el universo. La muerte separa el tiempo medible y la eternidad inmensurable. Como culminación, Andrada sostiene esta propuesta: “Ya, dulce amigo, huyo y me retiro/ de cuanto simple amé: rompí los lazos./ Ven y sabrás al grande fin que aspiro,/ antes que el tiempo muera en nuestros brazos”. Vayamos a ello.


‘50 hazañas de TV3’ es el último libro de Sergio Fidalgo, en el que ofrece 50 ejemplos que demuestran las malas artes de una televisión pública que se ha convertido en una herramienta de propaganda en manos del secesionismo. Insultos al Rey, faltas de respeto a líderes constitucionalistas, manipulaciones informativas... Se puede comprar en este enlace de Amazon. Si lo quieres dedicado manda un correo a edicioneshildy@gmail.com y pregúntanos como pagar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo