No pasa nada

Ante la situación que estamos viviendo a nivel mundial y que a fecha de hoy afecta a España, junto a otros países, de una manera muy latente. Es curioso observar la cantidad de experiencias anteriores donde las autoridades avisan de cómo actuar en algunas situaciones o más normalmente como evitar quedar en una situación de riesgo. Por ejemplo, ante posibles nevadas y fuertes tormentas que impiden el normal desarrollo de nuestra organizada y plácida vida.

Aun así estamos el ciudadano está tan seguro que ni caso y si cualquiera queda atrapado por la repentina nevada, de la que avisaron, siempre la queja hacia las administraciones que recogen en primera persona los servidores públicos por lo general, en este caso, policías:

Ciudadano: “Oiga han tardado dos horas en venir”.

Policía: “Caballero ya avisaron de que salvo extrema necesidad mejor quedarse en casa”

Ciudadano: “Es que tenía que venir a…”

Cualquier excusa que no sirve y finalmente acaba en discusión o denuncia a ese entrañable abuelo, mientras escucha a su esposa diciéndole: “Ya te lo dije que no hacía falta…”

Ejemplos podríamos poner un sin fin…

Esta situación se repite cada día en todas partes, 24 horas x 365 días. Las FCS, FFAA y todo colectivo relacionado con la seguridad pública realiza muchos más servicios asistenciales que de represión del delito u orden público, siempre. Ahora está pasando y de manera muy exponencial con el Decreto de Alarma dictado por el Estado.

Viviendo lo que estamos viviendo surgen gestos de agradecimiento más generalizado, del todo lógico a colectivos como el sanitario, en la primerísima línea de choque. Estos se amplían a medida que pasan los días: personal de establecimientos de alimentación, transportistas, personal de limpieza, técnicos de mantenimiento, etc… Pero siempre se olvida, o mejor entiendo no se tiene presente tanto ni a los profesionales de la seguridad ni a los militares.

¿A qué se debe?, a algún complejo heredado, ni idea. A que pesa más el sesgo político o algo parecido, pues no lo sé. Porqué tanto unos como otros (policías y militares) siempre son bien recibidos en su servicio diario. Creo que no debe quedar bien, o que se está más acostumbrado solo a criticar a estos colectivos y se mantiene el olvido.

Digo “complejo heredado” sin dejar de sorprenderme pues a fecha de hoy en el año 2020, tenemos policía y militares de rango que nacieron en 1995 y creo que –el dictador- ni su dictadura vivían.  La democracia la formamos todos, no solamente los que se creen que por esgrimirla más por medio de exigir sus derechos tienen un sello para validarlo todo. Suerte de esa forma de gobierno todos podemos expresarnos con sus limitaciones, prioridades y afectos. Únicamente se pide un poco de objetividad en el día a día y desarrollo de nuestra labor a lo largo de esos 24×365.

Pero NO PASA NADA, seguiremos respondiendo a los requerimientos de ciudadanos sin fijarnos en si piensa de una u otra manera. Igual que el Ejército está presente en Cataluña sin tener presente que quien pueda hacer uso de esos hospitales de campaña piense de una manera o de otra. Se nos llama y ahí estamos, siempre dispuestos.

Yo por mi parte me conformo en una llamada de una amiga mía (doctora) en la que nos explicó la terrorífica situación  humana y laboral que están viviendo, añadió un apunte sobre los policías diciendo “y los policías Dios los bendiga ante lo que se van a encontrar”. Cosas curiosas de la vida, con ese “Dios los bendiga…” me traslado a la intervención de Francisco el Santo Padre en un programa de TV-La Sexta (Lo del Évole) este pasado domingo por la noche. El Papa apuntó muy significativamente un comentario reconociendo la labor de las FCS diciendo: “esos guardianes…”.

Ahora ante lo que tenemos encima tanto esos guardianes, como quien cuida de todos los ciudadanos, el colectivo médico, necesitan toda la ayuda posible. Desde Politeia hacemos un llamamiento a toda esa juventud que piensa en su futuro, abandone su zona de confort, que su futuro en parte depende de lo que puedan aportar ahora. En su entorno más cercano o adoptando responsabilidades laborales más comprometidas, en hospitales, voluntariado, etc… pues cualquiera puede descargar camiones o acercar la comida a una persona mayor para evitar que salga de su domicilio.

Jordi Martínez Pérez – Vicepresidente ejecutivo fundador de Politeia.


'El complot de los desnortados' es una visión valiente y sincera de los últimos años de proceso secesionista. El autor, el ex diputado del PSC Joan Ferran, revela cómo apostó por un frente constitucionalista con Cs, y como la postura de Rivera de competir con el PP le decepcionó. En estas páginas critica la deriva nacionalista de algunos sindicalistas y 'progresistas' diversos y relata aspectos de la intrahistoria de los socialistas catalanes. Lo puede comprar en este enlace de Amazon o en este de Iberlibro. Si lo compra mandando un correo a edicioneshildy@gmail.com y paga por transferencia bancaria o paypal le costaría 15 euros, y si desea también el libro 'Desde la aspillera', del mismo autor, ingrese 21 euros. Mientras dure la actual crisis de confinamiento, los tiempos de entrega de Correos son mucho más lentos.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.