¿Lee Puigdemont elCatalán.es?

Fuentes del Gobierno catalán han confirmado a Europa Press lo que elCatalán.es publicó el lunes, que para organizar la consulta ilegal se necesitan más de cien mil personas. Según la información de esta agencia la Generalitat calcula que deberá designar a nueve miembros por cada mesa electoral: tres titulares; tres suplentes y tres segundos suplentes, una labor que normalmente recae en los ayuntamientos.

En unas elecciones del estilo de las autonómicas o las generales en Cataluña se calcula que se necesitan de 6.000 a 8.500 urnas y, por tanto, las mismas mesas electorales; así, contado con que es necesario nueve miembros por mesa, se necesitarán de 54.000 a 76.500 voluntarios para el 1 de octubre. La designación de estas personas se hará por sorteo, como en unas elecciones convencionales, y el Gobierno catalán asegura que no se coaccionará a las personas que se nieguen a participar.

Además hacen falta 4.500 agentes locales, que Puigdemont ha asegurado que saldrán de una bolsa de voluntarios. Sin contar el papel de uno o varios coordinadores locales, en función del tamaño del municipio, cuya designación recae normalmente en los Ayuntamientos. Y la policía presente en los colegios electorales, el personal de Correos que ha de velar y tramitar el voto anticipado, entre otras personas. Todas las cifras las puede consultar en el informe publicado en elCatalán.es.


Si quiere colaborar para que elCatalán.es sea un diario digital que defienda a la Cataluña real, aquí tiene la información de la campaña de crowdfunding.


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo