La grosera utilización de las víctimas

La diferenciación que Joaquim Forn hizo entre fallecidos “españoles” y “catalanes” podía ser considerado un hecho aislado sin mayor importancia, una salida de tono más, si no fuera porque se detecta cierta corriente de fondo por parte de sectores del secesionismo que intentan aprovechar la tragedia para ‘vender’ al mundo que Cataluña es una entidad política que no tiene nada que ver con España.

Es la campaña de la ANC pidiendo que aquellas instituciones o personas de otros países que quieran mostrar solidaridad con las víctimas que no usen la bandera de España, sino la ‘senyera’. O la preocupación de un responsable del Diplocat por diferenciar entre “policía catalana” y “policía española” a una agencia de noticias a pocas horas del atentado.

Menos grave, al ser solo la opinión de un columnista, ha sido columna de Bernat Dedéu en ElNacional.cat intentado vincular el #notincpor de la respuesta ciudadana a la consulta ilegal. Pero la tendencia de fondo está ahí, el utilizar de manera propagandística la barbarie terrorista por parte de los secesionistas para avanzar en su camino hacia Ítaca.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo