La ex Yugoslavia y TV3, protagonistas de la última jornada del XVIII Ciclo de Cine contra el Terrorismo

Ruíz, Basté y Fidalgo

El sábado 23 se desarrolló la última jornada del Ciclo de este año, organizado por nuestra asociación. Se proyectó la Película Disparo al corazón (1998), de David Attwood. Narra unos acontecimientos reales sucedidos en la guerra que rompió en pedazos la exYugoslavia. Un guión duro que muestra con crudeza con que rapidez puede pasarse de la más entrañable amistad al odio destructivo, capaz de acabar con vínculos, personas y países.

Tal vez fuera porque estaban muy vivos en la retina los fotogramas de las escenas de violencia vividas en Barcelona en las últimas semanas o por la conciencia de todo lo que está mal puede empeorar, el caso es que acudió mucho público tanto a la proyección como al debate.

La charla se había planeado para tratar el papel de los medios de comunicación en el surgimiento o la alimentación de los conflictos y tenía dos polos, un caso (por lo menos provisionalmente) cerrado, el de la exYugoslavia, y un ejemplo muy próximo, TV3, como muestra de “Televisión de combate”. Moderó el acto Carlos Basté, vicepresidente de la asociación.

De la primera cuestión se ocupó José Ángel Ruíz Jiménez, Doctor en Historia y profesor Titular del Departamento de Historia Contemporánea de la Universidad de Granada. Nos dio una clase magistral, sobre la descomposición de la antigua República Federal Socialista de Yugoslavia, profunda, interesante, y a la vez sencilla y perfectamente inteligible. Sea por la propia fuerza de los hechos narrados o por la intención con que el orador los había escogido, podía leerse perfectamente el mensaje entre líneas: ¡cuidado con despertar el odio y la división, producen daños difícilmente reparables!

Dijo, por ejemplo: “La instrumentalización de la Historia para exaltar y difundir agravios del pasado es un elemento clave para fracturar sociedades plurales”. Esos agravios históricos, la exageración o la invención de los agravios presentes, la ceguera de unos políticos que se valían de la confrontación y el victimismo para medrar a espaldas de sus respectivos pueblos, finalmente hicieron que las personas se vieran obligadas a elegir entre “matar, morir o huir”. Con excepción de este paso final, el resto resultaba sobrecogedoramente familiar para el auditorio.

Del segundo polo, se ocupó Sergio Fidalgo, licenciado en Periodismo y en Geografía e Historia. Director del diario digital elCatalán.es y presidente del Grupo de Periodistas Pi i Margall. Comenzó con el relato de algunos de los casos que constituyen el esqueleto de una obra suya de reciente publicación: 50 “hazañas” de TV3.

Personas concretas o programas enteros que violan la ética profesional y que se alejan por completo de la neutralidad exigible a un medio de comunicación público, es decir, pagado con el dinero de todos los ciudadanos. Con el agravante de que estas conductas, en algunos casos rayanas en el delito, no solo no son castigadas o, por lo menos condenadas, por la dirección o el organismo de control correspondiente, sino que parecen méritos para la promoción del delincuente. Al final, abandonó la narración circunspecta de los hechos y su discurso se fue encendiendo hasta llegó a rozar un tono mitinero, con pasión y fuerza, pero con elegancia.

Afirmó, a modo de conclusión, que aquí “no hay dos identidades enfrentadas. Aquí no hay dos nacionalismos. Hay uno que se impone a todos y que odia a los que no compartimos su proyecto totalitario y nos convierte en auténticas víctimas. […] No nos podemos sentar a negociar nada con los que han roto la convivencia y han pisoteado derechos fundamentales. No es una cuestión de nacionalismo, sino de derechos vulnerados”. Esa misma idea la desarrolló en el Editorial de elCatalan.es que publicó al día siguiente.

A pesar de la inquietud que provocaban tanto la película como el debate, dio la impresión de que todo el mundo se fue satisfecho y revitalizado.


‘50 hazañas de TV3’ es el último libro de Sergio Fidalgo, en el que ofrece 50 ejemplos que demuestran las malas artes de una televisión pública que se ha convertido en una herramienta de propaganda en manos del secesionismo. Insultos al Rey, faltas de respeto a líderes constitucionalistas, manipulaciones informativas... Se puede comprar en este enlace de Amazon. Si lo quieres dedicado manda un correo a edicioneshildy@gmail.com y pregúntanos como pagar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.