La CUP predica, y no da trigo

Los ‘cupaires’ presumen de luchar contra la “gentrificación” que supone el turismo, que expulsa a los vecinos de sus barrios. Pero mientras unos se dedican a amenazar a los usuarios y al conductor de un autobús turístico, o a pinchas ruedas de bicicleta, el ‘alcaldable’ de la CUP en Premià de Mar, Joan Ribet, en las elecciones de 2015 ha puesto su apartamento en alquiler turístico por 750 euros a la semana en temporada alta.

Ha sido el alcalde del PDeCAT de esta localidad, Miquel Buch, el que ha denunciado estos hechos en las redes sociales y los recogió el semanario El Triangle. Ribet dimitió como regidor, pero para trabajar como técnico cultural en un ayuntamiento con alcalde de la CUP, Navàs. ¿Irán los militantes de la CUP a pedirle explicaciones y a pintarle la puerta de su casa, cómo han hecho con diversos establecimientos del sector turístico?


Puedes colaborar con elCatalán.es para que siga con su labor de defender la Cataluña real, la Cataluña que quiere formar parte de una España democrática, participando en la campaña de crowdfunding, aquí tienes los detalles. O comprando el libro ‘La Cataluña que queremos’. Aquí, más información.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo