Julio de 1936. Vesanía sangrienta en la Cataluña de Companys

De derecha a izquierda : Lluís Companys, el anarquista Joan García Oliver y el cónsul soviético en Barcelona Antónov-Ovséyenko (23-11-1936).

Hace ahora ochenta y cuatro años una espantosa guerra civil tuvo lugar en España. Causó miles de muertos, arruinó el país y llevó a mucha gente al exilio. Son muchos los historiadores que han documentado los crímenes y las atrocidades que se cometieron en ambos bandos. En los dos hubo gente heroica y gente despiadada. Pero resulta ofensivo comprobar como con una gran aquiescencia, sobre todo, al albur de la nefasta Ley de Memoria Histórica de Zapatero (2007), se pretende reescribir la historia y se impone por parte de izquierdistas, separatistas, presuntos progresistas y muchos antifranquistas sobrevenidos, un determinado relato marcado por el sectarismo y la dialéctica maniquea del blanco o negro, donde desde su presunta superioridad moral, los republicanos del Frente Popular serían “los buenos” y los franquistas “los malos, muy malos”, Y así hemos visto cómo el pasado año durante meses una de las prioridades del gobierno de Sánchez fue la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, que al final retransmitieron en directo con todo lujo de medios.

En Cataluña, de la terrible represión que se vivió en la retaguardia republicana presidida por Lluís Companys, muy poco saben hoy los ciudadanos en general y los más jóvenes en particular, pues el asunto desde hace décadas se ha convertido en un tema tabú. Aquí, a través de mociones, exposiciones, conferencias, documentales, reportajes y artículos en prensa no se para de repetir lo terrible que fue la represión franquista mientras se oculta sistemáticamente la terrible represión producida por parte del republicano Front Popular. Dada la enorme amplitud del tema y las limitaciones del espacio, haré sólo un esbozo de lo sucedido especialmente en Tarragona.

¿Sabían que en la Cataluña republicana presidida por Lluís Companys entre 1936 y 1939, según Paul Preston (historiador poco sospechoso de ser profranquista) las personas asesinadas en la retaguardia por el Front Popular fueron 8.352, muchas más que las producidas por la posterior represión franquista? ¿Sabían que dentro de los asesinados en Cataluña, 2.437 eran religiosos (4 obispos) y que se destruyeron o profanaron casi 4.000 edificios religiosos? ¿Sabían que en la la Archidiócesis de Lérida fueron asesinados 270 clérigos y un obispo (un 65% del total) y en la de Tortosa 316 religiosos (el 62%) y en el resto de Cataluña rondaron el 30%, los porcentajes más altos de toda España? ¿ Sabían que Joan García Oliver (natural de Reus, líder de la CNT-FAI, consejero de la Generalitat y ministro con Largo Caballero, en Radio Barcelona arengaba a las masas diciendo: “¡Matad, destruid, incendiad! (…) ¡Hay que destruir la Iglesia!”; y que en un boletín informativo de la CNT-FAI (20-8-1936) se decía: “Los templos han sido pasto de las llamas, y los cuerpos eclesiásticos que no han podido escapar, el pueblo ha dado buena cuenta de ellos”.

O que el vendrellenc Andreu Nin (del POUM y Conseller de Justicia de la Generalitat) dijo: “Hemos resuelto el problema de la Iglesia (…) hemos suprimido sus sacerdotes, las iglesias y el culto” o que el propio Companys al ser preguntado por el periódico francés L’Oeuvre (21-6-1936) sobre una hipotética restauración del culto católico en Cataluña dirá: “¡Oh, ese problema no se nos plantea siquiera, porque todas las iglesias han sido destruidas!”.

¿Conocen ustedes los innumerables crímenes y las atrocidades que cometieron en Tarragona, entre julio de 1936 y mayo de 1937, las patrullas de las FAI y de las JJ.LL. comandadas por el siniestro Josep Recasens Oliva “El Sec de la Matinada” y por los cuatro hermanos Ferré Pla (“germans Barres”), todos ellos despiadados asesinos, que durante casi un año actuaron como los auténticos “dueños y señores” de la ciudad, siendo sus múltiples crímenes conocidos, tolerados y justificados por el resto de organizaciones del Front Popular? ¿Conocen ustedes las atrocidades y los cerca de 250 asesinatos cometidos por un tal Pascual Fresquet Llopis, el sanguinario jefe de la autodenominada “Brigada de la Mort” compuesta por 40 milicianos de la FAI de Hospitalet, que envenenados de odio llevaron, durante el verano del 36, el terror y la muerte a todas las poblaciones de la Terra Alta por las que pasaron (Gandesa, Falset, Bot, Flix, Ascó, Ribarroja, Batea, Caspe…) donde miembros de los denominados Comités Antifeixistes locales les facilitaban las listas con las personas a las que debían eliminar?

¿Conocen la multitud de crímenes cometidos por milicianos del Front Popular en: Solivella, La Fatarella, Vilalva i els Arcs, Reus, Tortosa, Vendrell, Valls, Calafell, Horta, Montblach, Constanti y en la práctica totalidad de pueblos de la provincia? ¿Sabían que el médico forense de Tarragona el Dr. Josep M.ª Vives Salas, fue detenido de madrugada en su casa por unos milicianos y cerca de la actual Pl. Imperial Tarraco, maniatado lo rociaron de gasolina y lo quemaron vivo?

¿Sabían que el 23 de julio de 1936 asesinaron a sangre fría a mossèn Lluís Janer delante de su casa en la Pl. del Fòrum y lo tiraron encima de unos escombros gritando: “ya se lo llevará el carro de la basura”. ¿Sabían que después de un intento fallido de extorsión económica por parte unos milicianos anarquistas, asesinaron al abogado Francesc Yxart i Moragas que había sido alcalde de Tarragona? ¿Sabían que al obispo auxiliar de Tarragona D. Manuel Borrás Ferré (natural de La Canonja) prisionero en la cárcel de Montblanc, junto al cardenal Vidal i Barraquer (al que Companys ordenó liberar), una patrulla de milicianos lo sacó de la prisión y en el Coll de Lilla lo asesinaron disparándole a quemarropa y aún vivo le prendieron fuego? ¿O que a Josep Escoda Llavería, comerciante de derechas de L’Ametlla de Mar cuando lo trasladaban de la estación de Tarragona a la prisión de Pilats, al pasar por el emblemático Balcón del Mediterráneo decidieron acabar con él, por la vía rápida, despeñándolo desde una altura de casi 30 metros?

¿Sabían que un grupo de milicianos intentó volar el romano Arc de Berà, causándole importantes daños? ¿Sabían que al Hermano de la Salle, Manuel Barbal (Sant Jaume Hilari), el Tribunal Popular de Tarragona compuesto por miembros de ERC,POUM, CNT, FAI, PSUC, UGT, ACR y UdR, lo condenó la muerte y lo fusilaron (de una forma increíble) en la montaña de la Oliva, “porque sabía latín y enseñaba religión a los niños?” sin que el Govern de la Generalitat, quisiera conmutarle la pena de muerte?

¿Sabían que los sangrientos enfrentamientos producidos entre las propias organizaciones del Front Popular, conocidos como “Fets de maig de 1937” provocaron en Barcelona y Tarragona según cifras oficiales 400 muertos y más de mil heridos? ¿Sabían que en Tarragona, además de la cárcel de Pilats, se habilitaron varios barcos como prisión, entre ellos el “Río Segre” que llegó a alojar a más de 300 prisioneros, que sobrevivían en condiciones infrahumanas y que la gran mayoría de los que pasaron por allí acabaron siendo fusilados con el método de las denominadas “sacas”? ¿Sabían que en los primeros meses de 1938 la República creó siete terribles campos de concentración en Cataluña dos de ellos en Tarragona (Falset y Hospitalet de l’Infant) diseñados y controlados por el SIM (Servicio Inteligencia Militar) que estaba dirigido por agentes estalinistas que reprodujeron el “gulag” soviético? Seguramente no lo sabían o tenían una idea confusa.

La historia por dura que sea, hay que contarla completa, sin ocultaciones, sin tergiversaciones, sin prejuicios y sin propaganda, que es la más poderosa arma política para imponer la mentira. Pero me temo que en Cataluña nadie tiene intención de hacerlo. Al contrario, profesores y pseudohistoriadores, seguirán con sus ocultaciones y sus manipulaciones, alimentando el victimismo, el separatismo y el discurso del odio contra España. Tal como se propone en las modificaciones de la Ley de Memoria Histórica, sólo espero que lo dicho en este artículo no se considere como apología del franquismo pues podría ser condenado por ello.

Salvador Caamaño Morado (Diplomado en Relaciones Laborales. Exdirigente local del PSUC, PCC y CC.OO en Tarragona)

(NOTA: En estos momentos de crisis y de hundimiento de publicidad, elCatalán.es necesita ayuda para poder seguir con nuestra labor de apoyo al constitucionalismo y de denuncia de los abusos secesionistas. Si pueden, sea 2, 5, 10, 20 euros o lo que deseen hagan un donativo aquí).


‘Equidistantes exquisitos’ es el último libro de Antonio Robles, un ensayo que constituye, en palabras del economista Félix Ovejero, “un inventario del paisaje humano que allanó el camino a la locura nacionalista”. Cuenta con un prólogo del dramaturgo Albert Boadella. El PVP del libro es de 17 euros. Si desean pagar por tarjeta o paypal pueden hacerlo en este enlace del módulo de pago. Sigan los siguientes pasos: Pongan en el recuadro en blanco ("donaré”) el importe correspondiente al número de ejemplares que deseen (17 euros, si quieren uno; 34 euros, si quieren dos, y así sucesivamente). Pongan solo el número, no pongan la palabra “euros”. Sin añadir nada más hagan clic en el botón "donar". A continuación, le saldrá otra pantalla en la que le pedirán datos y pongan en el recuadro "información adicional" la siguiente información: "Libro Robles" y su dirección, código postal y un correo electrónico válido. Ha de escoger si quiere pagar por tarjeta de crédito o por paypal. Y luego dele a "realizar el pedido". Otra forma de adquirir el libro es escribiendo un correo a [email protected] y se les informará de otras formas de pago. El libro tardará unos 15 días, debido a la reducción del servicio de Correos. Si tienen dudas escriban al correo antes indicado.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.