Históricos del sindicalismo alertan ante un 1 de Mayo sometido al separatismo

El sindicalismo catalán decidió el pasado 15 de abril desfilar y apoyar una manifestación separatista y todavía a día de hoy colean los efectos de tal error, y destacados sindicalistas siguen mostrando su rechazo frontal a lo sucedido. El más rotundo es Manuel García Acosta, responsable de Industria de CCOO en los 80 y en aquella época concejal en Barcelona por el PSUC, el referente catalán de los comunistas. «Bajo el eufemismo del derecho a decidir, el sindicalismo ha sucumbido a un independentismo que desde su hegemonía ideológica y cultural ha llegado a secuestrar la historia y la lucha por las libertades sindicales», afirma este histórico sindicalista a EL MJNDO.

El socialista Josep Maria Rañé, ex consejero de Trabajo con el primer tripartito y en la década de los 90 secretario de Política Institucional del Secretariado Nacional de la UGT de Cataluña, advierte de que en esta organización el debate interno sobre el proceso separatista y cómo abordarlo no se ha producido. «La persistencia del conflicto político se ha reflejado también en el sindicato», dice Rañé, y explica que «en la medida que el tema se ha radicalizado, los posicionamientos se han tensionado».

En los últimos cuatro años, las sectoriales catalanas de CCOO y UGT han sido copartícipes de las aspiraciones de las diversas plataformas soberanistas catalanas. Un apoyo que el pasado 15 de abril reafirmaron al secundar la protesta por el encarcelamiento de los líderes soberanistas Jordi Cuixart y Jordi Sànchez: una defensa del independentismo. Esta acción ha causado una tremenda división en los senos de ambos sindicatos, muchas bajas y profunda frustración. Ver desfilar a UGT y CCOO bajo un baño de esteladas ha hecho mucho daño a la lucha sindical.

 

“El sindicato tiene una posición constructiva que apuesta por la búsqueda de soluciones”, explica por su parte Alfons Labrador, presidente de la Fundació Cipriano García- CCOO de Cataluña. Labrador asegura que las actuaciones del sindicato se enmarcan en “la lucha contra la deriva autoritaria y la regresión en derechos y libertades que se ha instalado en España y que tiene muchas expresiones, una de ellas es el proceso”.

La división en UGT y CCOO sobre este tema es imposible de esconder para las cúpulas de ambos sindicatos.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo