Enric Millo pide una reunión a la alcaldesa de Girona para hablar de los proyectos pendientes

El delegado del Gobierno de España en Cataluña, Enric Millo, ha anunciado hoy que el pasado viernes 20 de abril envió una carta a la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, pidiéndole una reunión “para hablar del desarrollo de los proyectos pendientes en la ciudad, como el Archivo Provincial de Girona o de otros vinculados al ámbito ferroviario”.

“Es una carta cargada de buenas intenciones, por lo que espero que la respuesta de la alcaldesa sea positiva, porque si no lo que estará haciendo es perjudicar el interés general y el bien común del conjunto de los vecinos y vecinas de la ciudad”, ha añadido lamentando que la alcaldesa de Girona decidiera “hace unos meses romper las relaciones con el Gobierno de España”.

En este sentido, Millo ha señalado que “nuestra obligación, tanto la suya como la mía, es que la cooperación entre las dos administraciones sea una realidad, y por eso pido a la alcaldesa que sea capaz de separar las ideas políticas de sus responsabilidades como alcaldesa de todos y que rectifique su actitud restableciendo las relaciones con el Gobierno de España para atender los proyectos que afectan al conjunto de los vecinos de Girona”, ha añadido.

En rueda de prensa en la Subdelegación del Gobierno en Girona, Enric Millo ha explicado las principales inversiones que se desprenden de los Presupuestos Generales del Estado para el 2018 presentados en el Congreso de los Diputados, en relación a la provincia de Girona, y en este sentido, Millo ha asegurado que “son una muestra de que Girona sigue formando parte de las prioridades del Gobierno de España”.

Asimismo, Enric Millo ha explicado que “la inversión total prevista en los PGE del 2018 para la provincia de Girona es de 156 millones de euros, de los que 151,37 millones corresponden a inversiones del Grupo Fomento, 1.817.990 euros corresponden inversiones del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, 438.000 euros al Ministerio de Interior, 120.000 euros al Ministerio de Cultura, 2 millones de euros para la continuación de las obras del Parador de Aiguablava, y 254.972 euros corresponden a inversiones del Ministerio de Hacienda.

En relación a la partida citada anteriormente de 120.000 euros prevista para el Archivo Provincial de Girona, el delegado del Gobierno en Cataluña ha explicado que “se trata de un proyecto que actualmente está parado debido a la inacción y la parálisis del Ayuntamiento de Girona”.

“Para que salga adelante el emplazamiento del nuevo Archivo es necesaria la firma del convenio entre el Ministerio de Cultura y el Ayuntamiento”, ha señalado recordando que “el Ministerio envió un borrador de propuesta de convenio al Ayuntamiento el pasado mes de febrero, pero la alcaldesa no ha dado todavía una respuesta”.

“Este hecho retrasa innecesariamente la puesta en marcha del proyecto, y mientras la alcaldesa continúe con esta actitud de parálisis en cuanto a las relaciones con el Gobierno de España, no podrá salir adelante”, ha lamentado.

Por último, y en relación a la reciente inauguración de la Plaza de la U de Octubre de 2017 de Girona, en sustitución de la antigua Plaza Constitución, el delegado del Gobierno en Cataluña ha anunciado que ha pedido un informe jurídico al Abogacía del Estado sobre el contenido de la placa que se ha instalado en la plaza.

“Esta placa miente en la explicación de los hechos, manipula la realidad, genera odio, alimenta la confrontación, profundiza aún más en la división social que existe, y rompe la convivencia, y eso es exactamente lo contrario a lo que hay que hacer en estos momentos”, ha manifestado.

Asimismo, Enric Millo ha recordado que “el Ayuntamiento acordó en el pleno, con los votos me contra de tres de las seis formaciones políticas que lo forman, modificar el nombre de la plaza, pero en ningún momento sale de un acuerdo de pleno poner este texto en una placa en la plaza”.

“Queremos saber si el contenido de la misma se ajusta a ley o no, y por tanto en función de lo que establezca este informe decidiremos si hay que tomar alguna acción legal”, ha añadido.

En este sentido el delegado del Gobierno ha reiterado que “valoramos negativamente la decisión política de cambiar el nombre de la plaza, es un error, porque rompe con una tradición noble y democrática como es recordar en un espacio de la ciudad los valores de concordia, pluralismo, diversidad y convivencia, que representa la Constitución Española, aprobada hace 40 años”, ha concluido sentenciando que “espero que algún día otro alcalde con mayor sentido común recupere el nombre de la Plaza Constitución”.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo