El secesionismo radical convierte la Plaza Mayor de Vic en un cementerio de cruces amarillas

Radicales secesionistas han colocado más de dos mil cruces amarillas este sábado en el lugar más emblemático de la ciudad de Vic, la capital de la comarca de Osona y uno de los puntos neurálgicos del independentismo.

Con el objetivo de pedir la libertad de los políticos y dirigentes secesionistas en prisión provisional para evitar el riesgo de fuga y la reiteración delictiva radicales independentistas han colocado estas cruces en la Plaza Mayor de esta ciudad.

Estos radicales han ocupado la vía pública en una nueva ofensa hacia sus conciudadanos que creen que España es una democracia en la que no hay presos políticos.

La intolerancia de estos secesionistas les lleva a pensar que las calles “son solo suyas”, por eso tiñen de amarillo las calles y las plazas.

Su objetivo es marcar espacio público con sus símbolos para amedrentar a todos los que no piensan como ellos y así asegurarse el control del territorio.

El secesionismo de la “revolución de las sonrisas” se ha quitado la careta y, tal y cómo defiende el presidente de la Generalitat, Quim Torra, considera como ciudadanos de segunda a los que no piensan como ellos.

De ahí que no les importe ocupar permanentemente el espacio público, despreciando e ignorando los sentimientos de sus convecinos que no son secesionistas. En esta ocasión le ha tocado a Vic, pero toda Cataluña es víctima de esta ola de intolerancia.


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon, en la web de El Corte Inglés y en la tienda on line de La Casa del Libro. Y ‘El hijo de la africana’ de Pau Guix en este enlace de Amazon.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo