Colau deja la equidistancia. Iceta no.

La batería de mociones aprobadas en el pleno municipal de Barcelona del jueves demuestran que Ada Colau se ha situado, definitivamente, en el bando secesionista y ha dejado la equidistancia. Ella sabrá si le conviene electoralmente situarse en un extremo en el que cuenta con la competencia de Esquerra y la CUP, mucho más “pata negra” que los ‘comuns’ si de nacionalismo se trata.

La alcaldesa de Barcelona parece no haberse dado cuenta que, tal y como denunció el ex secretario general del PCE, Paco Frutos, en la manifestación del 29 de octubre en Barcelona, que buena parte del millón de personas concentradas ese día, y el 8 de octubre, son votantes de izquierdas que no quieren saber nada del separatismo. Y que los ‘comuns’ no estuvieron en ninguna de esas dos manifestaciones multitudinarias.

Si Domènech, Iglesias y Colau no quieren representar a esos centenares de miles de votantes, alguien lo hará. Y Miquel Iceta sí que estaba el 29 de octubre en esa manifestación.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo