La Diada es una fiesta solo para separatistas

La Diada del 2018 es la constatación expresa de un hecho que muchos catalanes no han querido ver. Que los actos, tanto los oficiales como los organizados por entidades cívicas y partidos políticos, del 11 de septiembre nunca han tenido la voluntad de representar a todos los catalanes, sino solo a los nacionalistas y a los secesionistas.

Este año es mucho claro, debido a que la Generalitat va a dedicar los actos oficiales a los que ellos llaman “presos políticos”, situando a esta festividad como propiedad exclusiva del 47% del electorado que votó a los partidos secesionistas y despreciando al resto, la mayoría de los ciudadanos.

Queda claro que es urgente replantearse el 11 de septiembre como fiesta oficial de la Comunidad Autónoma de Cataluña, dado que es una fecha señalada solo para los nacionalistas, que se han apropiado de ella y la han convertido en una cita que solo sirve para sus proclamas patrióticas y excluyentes.

Torra y Artadi no han hecho más que llevar al extremo la lógica de los 11 de septiembre de los últimos años. Al menos son más sinceros al quitarse la careta y dejar claro que no tienen ninguna voluntad en representar a todos los catalanes el día de la teórica fiesta de la comunidad autónoma de Cataluña.


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon. ‘El hijo de la africana’ de Pau Guix en este enlace de Amazon.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo