Colau da calabazas al PDeCAT

Ada Colau, que hace unos días parecía que tenía un compromiso más o menos claro de facilitar la consulta ilegal del 1 de octubre, e incluso se mostró partidaria a nivel personal de participar en las votaciones, ha dado calabazas al PDeCAT de Barcelona, que estuvo a punto de presentar una moción en el pleno municipal para que el consistorio cediera colegios electorales para el ‘referéndum’.

Ante la negativa del partido que sustenta a Ada Colau, Barcelona en Comú, a apoyarla, y dar la sensación que Barcelona se oponía a la consulta ilegal, el PDeCAT desistió de seguir adelante con su moción. Sea por la presión que ejerció la semana pasada Miquel Iceta, que declaró que sería muy difícil que el PSC pudiera dar apoyo a los gobiernos municipales que no cumplan las leyes, o por los mismos vaivenes del mundo de los ‘comunes’, el caso que la capital de Cataluña sigue sin dar apoyo explícito a Carles Puigdemont en sus intentos de transgredir la ley.

El documento firmado por más de doscientas personalidades del entorno de los ‘comunes’ y de Iniciativa contrarias a la celebración de la consulta ilegal que se hizo público hace unos días seguro que también pesó en el ánimo de una alcaldesa que se empeña en mantener un equilibrio imposible entre los que quieren respetar la ley y los que la quieren conculcar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo