Aprovecharse del sistema

Hoy entraré en un tema delicado, si tenemos en cuenta como se camufla e intenta edulcorar en los medios de comunicación. Un asunto que genera ruido, aunque, para la prudente mayoría, se intenta que no trascienda.

La pretendida invisibilidad tiene su sentido al darse de bruces con las directrices sociales, manejadas por parte del populismo hipócrita que nos gobierna y condiciona. Pero, siendo todo lo tabú que queramos, es un tema preocupante para la inmensa mayoría de la ciudadanía y debe salir a relucir todas las veces que sea necesario.

En una conversación con una amiga que recientemente ha dado a luz gemelos, de forma muy prematura y con alto riesgo, dispuse del comprobante empírico que daba certidumbre a lo previsible: El sistema penaliza y discrimina a una parte de la sociedad respecto a la otra, diferenciando entre nativos y “nouvinguts”.

Me decía que, estando en la oficina de atención al ciudadano de su ayuntamiento, tras hacer cola ante un nutrido grupo de ciudadanas de las que no se sabía si eran rubias, morenas o pelirrojas, rodeadas de su prolífica descendencia y acabando su espera satisfechas con su talón, su subvención y/o su cuota por churumbel, al llegar su turno para reclamar la nimia ayuda social reconocida en caso de partos múltiples, con dificultades y prematuros, tuvo que soportar de la funcionaria de turno algo tan desagradable como: “Si no le daba vergüenza aprovecharse así del sistema”.

Me consta la indescriptible sensación que dicha negativa supuso para una primeriza que tiene varios trabajos para poder llegar a fin de mes y que ha sido útil para la sociedad al estar en activo desde que cumplió los 18.

Pero ¿qué podemos esperar? Por un lado, tenemos un gobierno al albur del populismo, que se ríe de los suyos desde un palacete semi-regalado inaccesible para mucha casta y, por otro, tenemos a los gestores de las subvenciones usando éstas con intereses espurios y especulativos para atraer a los “nous catalans” al independentismo.

Quizás sea el momento, ahora que empezamos a debatir sobre cosas serias como la quiebra del sistema y la existencia de demasiados intermediarios en la gestión política, de empezar a valorar, también, la posibilidad de un borrón y cuenta nueva en el reparto de subvenciones y ayudas sociales.

Los medios pueden seguir jugando con la conciencia social, dulcificando los problemas de convivencia sin sacar a la luz culturas, religiones, abusos sexuales, procedencias o nacionalidades, pero que no duden de la inteligencia de los ciudadanos.

Javier Megino

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.