Torra es un presidente legal, e ilegítimo

La esquizofrenia de la Generalitat llevó a su presidente a amagar con no ir a Tarragona para inaugurar los Juegos del Mediterráneo para no coincidir con el Rey Felipe VI.

Luego decidió que sí, que iba, pero que a cambio rompía relaciones con la Casa Real, asegurando que ningún consejero de la Generalitat acudirá en el futuro a actos en los que esté Felipe VI.

Al llegar a Tarragona se fue a una manifestación de protesta contra la Casa Real junto a los autodenominados CDRs de la ciudad. No eran ni doscientas personas, pero allá estaba el presidente de la Generalitat junto a la pancarta que ofendía a otra institución del Estado.

Y al final acudió, con cara de vinagre, como si le estuvieran aplicando una colonoscopia, al palco del estadio del Nâstic para presenciar la ceremonia inaugural junto a Felipe VI y a Pedro Sánchez.

Quim Torra ha decidido degradar la dignidad del cargo de presidente de la Generalitat al no querer representar a todos los catalanes y comportarse de una manera sectaria.

Y recibió su premio: buena parte del estadio le silbó. Y seguramente habrá en el futuro más muestras de rechazo hacia un presidente que es legal, porque cumple los imperativos del ordenamiento jurídico, pero que es ilegítimo en cuánto que se ha demostrado que desprecia, tal y cómo se vio en sus artículos de prensa de carácter supremacista, a más de media Cataluña, y porque utiliza a la Generalitat para generar división.


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon, en la web de El Corte Inglés y en la tienda on line de La Casa del Libro. Y ‘El hijo de la africana’, de Pau Guix, en este enlace de la tienda de El Corte Inglés.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo