Sostiene Santi Vila

Doctor en Historia contemporánea y alcalde de Figueres durante seis años, Santi Vila –militante de Convergència que procedía de ERC- ha dirigido tres consejerías de la Generalitat: la de Territorio y Sostenibilidad, la de Cultura y la de Empresa y Conocimiento. Ha escrito un libro del que dice que es terapéutico y reparador para él: De héroes y traidores (Península).

Vila propone retomar la concordia y el respeto ajeno, pero yo debo hacer constar graves contradicciones en quien se pretende moderado e ingenuo y a la vez exhausto de seguir por el camino del seny. Quien describe a Marta Rovira como irascible, fanatizada y poco dada a los matices, deplora un sentimentalismo obsesivo en la política catalana. Pero también incurre en él y se refiere a “personas buenas como los Jordis, Junqueras o Joaquim Forn”.

Ve “a todas luces paradójico” que cuando más se ha resaltado en Cataluña lo que nos separa del resto de españoles, es “cuando más nos hemos parecido a ellos, o al tópico difundido sobre ellos”.

Con cierta nostalgia por la descarga acelerada de adrenalina que exige la toma continua de decisiones arriesgadas, Vila sostiene tormento y remordimiento por “la página más negra de mi currículum como ciudadano y como servidor público”no haber dimitido el 7 de septiembre cuando se aprobó la que él denomina ley de desconexión, pero que de hecho fue un intento de golpe de Estado.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo