Sostiene Julen Benda


El adjetivo ‘intelectual’ corresponde, según la RAE, a alguien “dedicado preferentemente al cultivo de las ciencias y las letras”. Su aplicación comenzó en la Francia de finales del siglo XIX, a propósito del caso Dreyfus y arrancó con un carácter despectivo. El escritor francés Julen Benda, de origen judío, publicó en 1927, a punto de cumplir los 60 años de edad ‘La trahison des clercs’, traducida al español como ‘La traición de los intelectuales’ (‘clerc’ viene a significar clérigo, secretario o empleado). Benda dijo de este libro que sólo alguien como él que no significaba nada desde el punto de vista social, lo podía concebir.

El matiz escogido de ‘clérigo’ suponía una persona docta que rebate lo arbitrario y que se da por enterado de que no hay nada que hacer con los mundanos, la gente que renuncia a la verdad y a buscar lo esencial. Benda sostiene un ideal al servicio de la renuncia y el desprecio de la vida mundana, en especial, la del dinero y los honores.


Puedes colaborar con elCatalán.es para que siga con su labor de defender la Cataluña real, la Cataluña que quiere formar parte de una España democrática, participando en la campaña de crowdfunding, aquí tienes los detalles. O comprando el libro ‘La Cataluña que queremos’. Aquí, más información.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo