Relájese y goce

Háganme caso queridos lectores de este periódico digital que nada contra corriente, no permitan que el rollo independentista les amargue las vacaciones. Ya sé yo que puede costarles desconectar, pero enfrentarse en pleno agosto con el rollazo refrendario se me antoja muy malo para la salud mental. Si les sirve de consuelo a mi me da lo mismo lo que aprueben en julio o lo que hagan en septiembre, que jueguen al escondite con las urnas o que se pongan la mar de contentos porque con lo listos que son han burlado todas las leyes.

Yo tampoco tengo ni idea de lo que puede pasar, pero lo cierto es que, como no hacen más que un disparate detrás de otro, vivo bastante relajado. El Estado de Derecho está ahí.

¿Que todo eso es un incordio? Pues no seré yo quien diga lo contrario. ¿Que detrás puede larvarse un problema social? Pues quizás sí, pero lo que empieza dando tumbos acaba mal y, al final, si alguien tiene la tentación de desobedecer a un juez español, que tenga la conciencia que la justicia española tiene carácter ejecutivo en toda Europa, y no habrá juez francés, italiano o alemán que no le haga cumplir. Así que, limitar la vida entre Rosas y Tortosa no parece un sueño muy apetecible.

¿Que esto no es consuelo y que hace falta más? Pues sí. Pero, ¿acaso es eso motivo para dejar de comerse una paella o privarse de un gintonic? Pues no. Y si a ellos les da por ponerse las pilas a partir de 15 de agosto (día de mi cumpleaños, por cierto), pues que a usted le coja relajado. Más que nada porque, si por razón de cargo, oficio o vocación ha de hacer algo, más vale estar descansado.

Desde que estuve en la lucha contra ETA decidí que a mí nadie me amarga las vacaciones, que hasta aquí podíamos llegar. Y a ustedes les aconsejo que hagan lo mismo.

Así pues, que las arenas mediterráneas o los picos de las montañas presidan sus próximos días, que su máxima preocupación consista en mirar el horizonte y que nada les quite una hora de sueño, porque cuando haga falta tendremos que estar muy despiertos.

Así que predico con el ejemplo y no cuenten conmigo hasta septiembre. Buenas vacaciones.


Puedes colaborar con elCatalán.es para que siga con su labor de defender la Cataluña real, la Cataluña que quiere formar parte de una España democrática, comprando el libro ‘La Cataluña que queremos’. Aquí, más información.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo