El presidente ‘zombi’, Carles Puigdemont, no se da por destituido

Carles Puigdemont no se da por destituido, a pesar que Mariano Rajoy ha asumido sus funciones y ha convocado elecciones autonómicas para el 21 de diciembre. El ex presidente de la Generalitat ha evitado declarar claramente si acata las medidas del Gobierno central incluidas en el artículo 155, aprobado por el Senado, y que han sido publicadas en el Boletin Oficial del Estado (BOE) y que incluyen su cese y el de los consellers del Govern.

El ex presidente de la Generalitat ha reclamado una “oposición democrática” a la aplicación del 155 en un mensaje grabado y,a pesar del acto ilegal que cometió ayer el Parlament al proclamar la DUI, ha pretendido trasladar un mensaje de “paciencia, perseverancia y perspectiva” porque “nuestra voluntad es seguir trabajando por cumplir los mandatos democráticos”, obviando que ha ignorado los requerimientos legales tanto de los letrados de la cámara autonómica como del Consejo de Garantías Estatutarias.

A pesar de los tumultos que los secesionistas provocaron el 20 de septiembre en los alrededores de la consejería de Economía y en diversos cuarteles de la Guardia Civil, como el de Manresa, y el intento de linchamiento de diversos agentes de la Benemérita en la jornada del 1 de octubre, que tuvieron que salir huyendo de algunas poblaciones perseguidos por activistas secesionistas, Puigdemont ha insistido en no abandonar nunca una “conducta cívica y pacífica”, porque “no tenemos ni queremos la razón de la fuerza”.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo