Podem no puede seguir engañando a la gente

Si Podem quiere ser una formación secesionista tiene todo el derecho a ello, pero que sus dirigentes no nos engañen más. La actitud de su secretario general en Cataluña, Albano Dante Fachín, de apoyar e incitar a la participación en la consulta ilegal del 1 de octubre con la pamema de “no somos independentistas pero la apoyamos como una forma de movilización” es una tomadura de pelo y un insulto a la inteligencia.

Cataluña y por lo tanto toda España tiene un problema con la izquierda. Las diferentes formaciones progresistas que operan en las cuatro provincias catalanas o son directamente secesionistas, o son medio nacionalistas o han sido compañeros de viaje de los separatistas. Al menos los ‘comuns’ de Ada Colau dan una de cal y otra de arena, pero el sector de Podem liderado por Dante Fachín se ha convertido en un gran aliado de Junts pel Sí, e incluso estuvieron presentes en el acto del Auditorio del Parlament en el que se presentó la ‘ley’ que ha de regir la consulta ilegal.

Ser cómplices de los que han llevado a Cataluña a la división social, y de los que han contribuido a desmantelar los servicios públicos con los recortes no es precisamente una actitud ni “revolucionaria” ni “al servicio de las clases populares”. Podem ha de decidir si quiere poner el acento en las cuestiones sociales o en la identitarias. Y Dante Fachín ha demostrado que lo que va es el “eje nacional”. Perfecto, es muy lícito, pero que se lo digan a los ciudadanos y no les mientan más.

 

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo