Nace como franquicia el primer Tanatorio para mascotas de España, CREMAMUR

Tras 13 años de éxito funcionando para Levante, Murcia y Almería, el primer Tanatorio de Mascotas de España se expande a todo el país.

El creador de la idea fue Ricardo Zambudio, quien tras la muerte de su perro y debido a la falta de sensibilidad y respeto que tuvieron para incinerarlo, pensó que merecía un trato mejor.

No existía nada igual en nuestro país y tuvo que crear de cero lo que hoy es un servicio funerario para mascotas único en España.

CREMAMUR recoge a la mascota fallecida en casa del cliente 24 horas al día, todos los días del año. Dispone de una sala velatorio donde darle el último adiós, un libro de firmas para recordar lo mucho que significó en vida, urnas funerarias especiales con motivos animalistas, de madera, biodegradables, de latón…

Incluso puede disponer el cliente de la huella de su mascota en barro para recordarla siempre. También pueden confeccionarse joyas de plata que contienen los restos incinerados de tu animal más querido.

Desde la sala velatorio una ventana accede al espacio del crematorio para que en todo momento el cliente observe que es su mascota y no otra la incinerada.
Con el máximo respeto al cadáver del animal. Con honestidad y profesionalidad.

CREMAMUR dispone de un servicio exclusivo a clínicas veterinarias pensando en todo momento en sus clientes.

El primer Tanatorio para mascotas de España tiene algo más, a Mia, una gata de poco más de un año que es la guardiana del lugar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo