El maná era un idioma: el catalán

Leo con asombro que en Palma para solucionar los problemas de uno de sus barrios con mayor índice de paro se ha aprobado una subvención de, en números redondos, 300.000€ en varias anualidades. Hasta aquí nada que objetar, al contrario es una medida seguramente muy necesaria; mi asombro viene cuando, al seguir leyendo, veo que se destinan íntegramente a la enseñanza y promoción de catalán… porque ello incrementará el nivel de vida de los habitantes de ese barrio.

No se destinan a ayudas para el pago de hipotecas y así evitar desahucios, ni a la formación en algún oficio, ni a ayudas alimentarias o para comprar ropa ni para mejorar la escolarización, no, se destinan a que en el barrio se hable catalán y en las tiendas te atiendan en catalán.

Dado que el barrio en cuestión está formado mayoritariamente por personas venidas de fuera de la isla es lógico que sea un “barrio en castellano” como también es lógico que esas personas aprendan los dos idiomas oficiales, pero la mejor manera de conseguirlo no es la de “recomendar-obligar” a hablarlo sino demostrar que se les ayuda primero en sus necesidades básicas, porque si no se llega a la hipoteca se pierde la vivienda, si no se llega a final de mes se pasa hambre y la integración de esas personas en la sociedad mallorquina hará que de manera natural aprendan el idioma porque les será útil en su vida diaria.

Así pues el gobierno municipal de Palma parece que sabe algo que los demás no sabemos: hablando catalán se resuelven todos los problemas.

En estos tiempos en que se descubre que casi todo lo bueno tuvo origen en Cataluña y que casi todos los personajes históricos españoles resultan ser catalanes, la decisión del ayuntamiento de Palma me lleva a pensar que han descubierto que el maná de que habla la Biblia y que permitió al pueblo escogido de Dios atravesar el desierto era ni más ni menos que el idioma catalán, pues por el hecho de hablarlo parecen creer que se resolverán todos los problemas del barrio más necesitado de Palma.

Lo dicho señores, el maná debió de ser un idioma: el catalán.

Miguel Ángel Ibáñez Giner es Presidente del Grupo de Cs en la Diputación de Barcelona

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.