De los pabellones con tortilla de patatas y vino peleón a la carpa con vídeo interactivo de Inés Arrimadas. Una crónica

José Maria Espejo-Saavedra

Ciudadanos ha instalado en medio de la barcelonesa Plaza Universidad una llamativa carpa del color corporativo del partido, el naranja. Cómo uno es de natural curioso y el invento me atrae como una polilla a la luz, me acerco a la entrada y veo que el interior está lleno de VIPS de la formación. El portavoz en el Congreso, Juan Carlos Girauta y el omnipresente secretario de Organización, Fran Hervías, atienden a la gente que se acerca a preguntar.

Al fondo veo una pantalla de notable tamaño con una Inés Arrimadas catódica qué me hace señales para que me acerque. Cómo uno es de natural obediente, lo hago y me pongo los cascos. Escucho sus propuestas y de repente veo a José Maria Espejo-Saavedra, número 3 de la lista y ex vicepresidente 2º del Parlament, libre. Así que abandono raudamente a Inés (espero que no me lo tenga en cuenta) y decido ‘asaltarle’.

Espejo se deja ‘atracar’ y acepta contarme de qué va la historia de la carpa: “Hemos pretendido hacer un espacio ciudadano en el corazón de Barcelona abierto y libre, que son valores que definen también a Ciudadanos. Es un espacio en que la gente puede venir y exponer sus preocupaciones y en el que van a ser atendidos por personas que ocupan responsabilidades en las instituciones por parte de nuestra formación”.

Esa es la clave. Cargos públicos atendiendo a la gente: “Aquí estarán escuchando a la gente diputados, concejales, regidores de distrito de Barcelona. Creo que es una iniciativa novedosa que responde a los valores de Ciudadanos, para recoger las inquietudes de los catalanes que en menos de dos semanas han de validar, o no, el trabajo que hemos hecho no solo en los dos últimos años, sino desde que nacimos en Cataluña, hace once años. Cada día más catalanes están apoyando lo que significa Ciudadanos y esperamos que dentro de dos semanas aún sean más”.

Ya puestos, y teniendo a uno de los miembros del núcleo duro de Cs en Cataluña, toca preguntar sobre las encuestas, que dan a la formación naranja posibilidades de ganar las elecciones. Sobre los sondeos Espejo opina que “por fin se abriría una nueva etapa para Cataluña de cambio, de acabar con este proceso agotador, interminable, que solo nos ha traído división, fuga de empresas y fractura de la convivencia en Cataluña”.

Y sigue: “Es una oportunidad que tenemos a nuesro alcance, está ahí, y si el día 21 de diciembre todo el mundo va a votar estamos convencidos que lo podemos conseguir. Nos tomamos las encuestas con cautela, y seguimos trabajando, cómo por ejemplo en esta carpa. Pero que los sondeos den esa posibilidad como real nos anima mucho. Claro que sí”.

Veo también libre a Noemí de la Calle, diputada en la anterior legislatura, y que va en la décima posición por Barcelona, un puesto de salida según todos los sondeos. Me han chivado que tiene mucho que ver con la carpa, y me confirma que se encarga “de coordinar los turnos, porque en cada uno de ellos hay una media docena de representantes públicos que explican a los que lo deseen visitarnos nuestras propuestas y resolver las dudas que puedan tener”.

Sobre qué es lo que tiene más tirón entre los visitantes, Noemí asegura que “el video de Inés, pero el espacio es espectacular, es un espacio interactivo, los vídeos funcionan muy bien, y sirven de toma de contacto con nosotros. Luego nos preguntan sobre el programa y nos explican sus preocupaciones, sobre todo por la situación que se está viviendo actualmente en Cataluña. Y buscan encontrar complicidad y desahogarse. Falta muy poquito para hacer historia, lo tenemos muy cerca y la gente busca la esperanza que al fin se produzca un cambio”.

Tras media hora de visita y tras salir con media docena de folletos, un globo y dos bolígrafos quedo fascinado por cómo han cambiado las campañas electorales desde que iba, grabadora en mano, a comidas con manteles de papel, y menús radiactivos, a escuchar al líder de turno mientras los tragos de vino con gaseosa alegraban el ambiente. En esta carpa todo es muy moderno y muy ‘milennial’, pero al final la gente buscaba más al candidato de turno para charlar y explicarle sus inquietudes que el mirar la pantalla. Lo de toda la vida, pero ahora más fácil porque en esta carpa están más a mano.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo