Los Mossos, en la picota

Los Mossos d’Esquadra están perdiendo a marchas forzadas todo el prestigio acumulado durante años de acción policial. Las dos últimas andanadas a su profesionalidad han estado relacionadas con la acción de algunos agentes como activistas del proceso secesionista, la de un operativo el 1-O para informar de los movimientos de Guardia Civil y Policía Nacional y el intento de destrucción de documentos comprometedores en una incineradora. Pusieron por delante los intereses de sus jefes políticos que su deber de cumplir la ley. Si la ciudadanía no puede confiar en su policía, esta pierde todo el sentido.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo