Los Mossos han de ponerse las pilas

La policía autonómica catalana ha de ponerse las pilas ya, porque las agresiones de radicales secesionistas a locales y domicilios constitucionalistas se están extendiendo por toda Cataluña sin que los agentes de los Mossos hayan sabido garantizar la seguridad.

Dos de los últimos casos han sido han sido que han llenado de pintura amarilla la sede central de Ciudadanos en Barcelona y que han apedreado la casa de un regidor de esta misma formación en Sitges, Miguel Ángel Bastenier.

Cuesta entender que los Mossos no hayan practicado un buen número de detenciones cuando en las últimas semanas se han producido docenas de casos. Cuesta entender que los agentes no sean capaces de avanzar en las investigaciones.

Si la sensación de impunidad sigue avanzando, los violentos pueden pasar de la pintura o romper cristales a los bates de béisbol.

De hecho, aún se pueden recordar hechos como cuando Arran pinchó a golpe de navaja las ruedas de un bus turístico o cuando rompió a martillazos la vidriera del digital Crónica Global.

La policía autonómica cuenta con miles de agentes bien preparados que solo quieren hacer su trabajo. Solo podemos confiar en que no hayan interferencias políticas, como pasó en el País Vasco en los años de plomo, que dificulten su labor.


También puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon, en la web de El Corte Inglés y en la tienda on line de La Casa del Libro. Y ‘El hijo de la africana’, de Pau Guix, en este enlace de la tienda de El Corte Inglés.


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo