Los Mossos han de depurar responsabilidades

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, elogió hace un par de días la labor en materia de seguridad que realizan los Mossos d’Esquadra y su colaboración con la Policía Nacional y la Guardia Civil tras asegurar que estudiará la petición del PDeCAT para dotar a la policía autonómica de armas largas y autorizar su acceso a las bases de datos europeas.

Grande-Marlaska ha recordado que la adquisición de material armamentístico y municiones depende en parte también del Ministerio de Defensa. “Me enteraré y trasladaremos esa cuestión”, ha dicho el ministro en respuesta al PDeCAT.

Hace bien Grande-Marlaska en ser educado, pero en remitir una cuestión tan delicada a Defensa. Cuando la complicidad de buena parte de los mandos de los Mossos con el Golpe de Estado que dio Puigdemont se está investigando no sería de recibo dotar a un cuerpo bajo sospecha de armas aún más letales.

Y menos aún en ayudarles a mejorar sus relaciones internacionales. Primero se han depurar responsabilidades. La policía está para cumplir la ley, no para violarla. Si hubo mandos de los Mossos que lo hicieron, han de ser apartados del cuerpo. Mientras quede un solo cómplice en la cúpula, sería insensato reforzar un cuerpo policial con mandos poco fiables.


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon, en la web de El Corte Inglés y en la tienda on line de La Casa del Libro. Y ‘El hijo de la africana’, de Pau Guix, en este enlace de la tienda de El Corte Inglés.


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo