Los liberales frente al independentismo

Tal como explicó el periodista e historiador Fernando Diaz Villanueva en la presentación del Club de los Viernes en Barcelona, el nacionalismo, tal como lo conocemos, es totalmente contrario a la libertad individual. Y es que el nacionalismo ha sido muy útil a los políticos. Les ha servido para señalar a los individuos, marcar a los “nuestros” frente a los “otros”. Victimizar a los “nuestros”  frente a un enemigo (“Madrid” en el caso catalán) y autoproclamarse como único defensor de la nación.

Para que el argumento nacionalista sea creíble es necesario imponer, homogeneizar a la sociedad con una lengua común (llamada “propia”), unas costumbres, una cultura y una historia (en casos más extremos una religión o una raza). En eso consistía el “Plan 2000” de Pujol.

Eso es lo que viene sucediendo en Cataluña en los últimos 30 años. Una élite nacionalista lleva construyendo e imponiendo un relato a sus ciudadanos y eliminando aquello que “no encaje”. Los no nacionalistas somos tratados de “enemigos”, entre muchos otros por la Presidenta del Parlamento Catalán.

La realidad es que no existe una nación catalana homogénea que vea como sus derechos fundamentales están siendo vejados. En la Cataluña actual el gobierno regional controla, entre muchos otros aspectos, la educación de los niños, la cultura y grandes medios de comunicación públicos.

Por lo tanto el independentismo no es un proceso social espontáneo sino que es el resultado de la intención de los nacionalistas por acelerar su plan de imposición y acceder al poder total expulsando de Cataluña al estado español.

Por si fuera poco, el proceso independentista, debido a su falta de apoyo social, ha tenido que echar mano de la izquierda radical y asumir su argumentario contrario a la libertad.

De esto se trata el proceso independentista. Los liberales no podemos apoyar algo así.


Si quiere colaborar para que elCatalán.es sea un diario digital que defienda a la Cataluña real, aquí tiene la información de la campaña de crowdfunding.


‘Equidistantes exquisitos’ es el último libro de Antonio Robles, un ensayo que constituye, en palabras del economista Félix Ovejero, “un inventario del paisaje humano que allanó el camino a la locura nacionalista”. Cuenta con un prólogo del dramaturgo Albert Boadella. El PVP del libro es de 17 euros. Si desean pagar por tarjeta o paypal pueden hacerlo en este enlace del módulo de pago. Sigan los siguientes pasos: Pongan en el recuadro en blanco ("donaré”) el importe correspondiente al número de ejemplares que deseen (17 euros, si quieren uno; 34 euros, si quieren dos, y así sucesivamente). Pongan solo el número, no pongan la palabra “euros”. Sin añadir nada más hagan clic en el botón "donar". A continuación, le saldrá otra pantalla en la que le pedirán datos y pongan en el recuadro "información adicional" la siguiente información: "Libro Robles" y su dirección, código postal y un correo electrónico válido. Ha de escoger si quiere pagar por tarjeta de crédito o por paypal. Y luego dele a "realizar el pedido". Otra forma de adquirir el libro es escribiendo un correo a [email protected] y se les informará de otras formas de pago. El libro tardará unos 15 días, debido a la reducción del servicio de Correos. Si tienen dudas escriban al correo antes indicado.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo