Los debates y los días

Anhelaba Proust el pasado. Tenía miedo del vertiginoso desfilar del tiempo y de la pérdida efectiva de una memoria consciente sobre un ayer que parecía condenado a desaparecer. Hoy, ese viejo axioma de Tempus fugit y la representación mundo de la marquesa de Guermantes parecen evadirse en el fragor de la inconsistencia de los días y los debates.

Desgraciadamente, el tiempo de elecciones es momento para las construcciones evanescentes. Es un periodo de bastimento de férreas moralidades y fantasmagorías ideológicas que arrojarle al otro. Pocos son los candidatos que, por miedo, se atreven a ir un paso más allá de lo obvio. Los escasos valientes, rápidamente, son tomados como rehenes para la guerra mediática y política. A

yer en la performance de debate que pudimos ver entre los representantes de Unidas Podemos, Partido Nacionalista Vasco, Partido Socialista Obrero Español, Partido Popular, Ciudadanos e Izquierda Republicana de Cataluña hubo momentos de especial brillantez intelectual por ser capaces de llamar a los días y a los debates por su nombre.

Las pasiones frías que arrojaron los argumentos manidos de algunas de las personas que allí estaban contrastaron con el poder de la palabra y las evidencias mostradas por Cayetana Álvarez de Toledo (PP) e Inés Arrimadas (Ciudadanos). Brillante fue el caso de la primera. Es necesario que miedo y libertad no vayan de la mano en Cataluña a la hora de defender posiciones legítimas, liberales y profundamente democráticas.

Ella, que además venía de sufrir una especie de demostratio de una suerte de “kulturkampf” que intentan imponer los liberticidas en Cataluña, fue clara, directa y sincera en la expresión de la verdad que la palabra libertad lleva implícita en estos momentos. En similares términos se mostró Inés Arrimadas, que fundamentó sus argumentos en experiencias políticas personales que configuran una razón de ser de su partido, primero en Cataluña y posteriormente en  el resto de España

Sí, la libertad en un debate consiste en ser capaz de narrar lo que ocurre sin construir paraísos. Los representantes del adanismo político que allí estaban (UP, PSOE) acusaban a las candidatas del PP y C´s de ser poco menos que trasuntos de ideologías trasnochadas usando el manido recurso de “no es verdad” o lo que es peor, el famoso “como gobierne la derecha”.

Pero lo que está en juego en estos debates y días no es otra cosa que la libertad. La alargada sombra de la muerte de la reflexión y de la tradición liberal se cierne sobre todos nosotros provocada por el permanente recurso a las colectividades identitarias de variada condición que, vestidas de argumentos tribales, homogenizan nuestro modo de vivir, sentir y nos obligan a desarrollar uno de pertenencia al territorio, al género o a cualquier dogma que se quiera articular.

No, en estos días no estamos únicamente votando; en estos días, y tanto en Cataluña como en el resto de España, hay que pensar en la libertad y en la potencia agregadora que ésta tiene como sinónimo del ver, sentir y vivir. No debemos someternos al panóptico de tal o cual ideología adanista que pervierte nuestra propia condición de hombres y mujeres libres e iguales en derechos y oportunidades. No necesitamos ser vigilados por un Argos Panoptes que nos diga, desde la construcción de una hegemonía discursiva de tinte tardo-gramsciano, lo que debemos opinar sobre cualquier fenómeno político o moral.

Es la libertad, la Constitución y el conjunto de marcos normativos que funcionan en las CC.AA. españolas los escenarios en los que desarrollar las leyes que nos garanticen la igualdad entre españoles y evitar la expulsión del territorio de los que no divergentes. Algunas ideologías están ahora embarcadas en la construcción de un imago pre-Leviathan insinuando que es necesario abolir tal o cual institución, o reformular tal o cual pacto para construir una “segunda transición”.

Este eufemismo no es verdad; apenas se pretende cercenar la potencia liberadora de la Constitución, inventando signos de decadencia moral y política de España que ellos mismos provocan. Esta profecía auto cumplida la presentan como una potestas absoluta, cuando no es otra cosa que un atributo disolvente.

La libertad en los debates es fundamental para que los días pasen ordenadamente. Algunos creen, y se equivocan, que la democracia es aburrida; no, no lo es. Es un sistema que permite una acción de poder y libertad para resolver la vida de las personas y oponerse a las amenazas implícitas o explícitas que siempre permanecen.

Después de ver los sucesos de la UAB, en Rentería y otras formas de acoso directo o indirecto que se están produciendo contra algunos candidatos, lo que parece claro es la necesidad de defender la libertad y concentrarse en garantizar la libre opinión; esa que no pretende crear hegemonías ni negar el juicio del otro, simplemente discutirla. Hay una violencia dogmática en todos aquellos que quieren imponer su doctrina, liquidando de paso la vida civil de los otros.

En estos días, pienso en la perspicacia y en la lógica que en los últimos cuarenta años nos ha traído hasta aquí y en cómo debemos hacer lo posible por continuar. La lógica ortodoxa no es la que se provee de legitimación, la legitimidad está en la libertad de las personas para construirse.

Por eso, y en estos debates y estos días, no dejemos de olvidar que el conocimiento consiste en un acuerdo de ideas: que los razonamientos no deben enfrentarnos ni disolver nuestro vínculo social. No, en estos debates y en estos días, debemos recordar que es mejor leer los conflictos que vivirlo; es mejor recordar el fanatismo que vivirlo. En estos días, no pasemos de la esfera de la libertad y la reflexión política al de las pasiones políticas, simplemente votemos y debatamos.

Heraldo Baldi. 17 de abril, 2019


‘50 hazañas de TV3’ es el último libro de Sergio Fidalgo, en el que ofrece 50 ejemplos que demuestran las malas artes de una televisión pública que se ha convertido en una herramienta de propaganda en manos del secesionismo. Insultos al Rey, faltas de respeto a líderes constitucionalistas, manipulaciones informativas... Se puede comprar en este enlace de Amazon. Si lo quieres dedicado manda un correo a edicioneshildy@gmail.com y pregúntanos como pagar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.