Los constitucionalistas, en desventaja en la campaña

Un grupo de radicales ha destrozado un buen número de banderolas electorales del Partido Popular y de Ciudadanos en Cerdanyola del Vallès. Este ataque se suma al acto vandálico que sufrió esta misma semana la sede del PP en L’Hospitalet de Llobregat, con pintadas ofensivas hacia sus militantes y votantes.

Los ataques hacia sedes y símbolos electorales de los partidos constitucionalistas se están convirtiendo en una triste realidad en los últimos días. Y no solo eso, miembros de las Juventudes Socialistas fueron atacados al grito de “visca la terra” en L’Hospitalet de Llobregat.

Ha tenido que ser la Junta Electoral la que mande a los Mossos d’Esquadra a retirar los lazos amarillos y los símbolos de “Libertad presos políticos” de dependencias oficiales. Lo que es alucinante es que trabajadores públicos, que cobran del dinero de todos los catalanes, utilicen locales de la administración pública para mostrar propaganda separatista.

Es una vergüenza que los que presumen de “demócratas” y de “revolucionarios de las sonrisas” se dediquen a vandalizar la campaña de los partidos constitucionalistas y a utilizar los locales oficiales para mostrar ‘esteladas’ y otros símbolos secesionistas.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo