Las vistas de la playa de Calonge, deslucidas por el secesionismo con parasoles amarillos

Las vistas de la playa de la localidad gerundense de Calonge han quedado deslucidas gracias a una nueva acción propagandística del secesionismo radical, en su ocupación permanente del espacio público.

En uno de los extremos de la playa incívicos secesionistas han colocado un buen número de parasoles amarillos con lemas como “democracia” y “freedom”.

El objetivo de esta acción no es profundizar en la “democracia”, dado su escaso apego a ella al intentar el secesionismo dejar sin derechos políticos a los partidos de la oposición en el Parlament, tal y cómo llevaron a cabo en los meses de septiembre y octubre de 2017.

El objetivo es pedir la libertad de los políticos y dirigentes secesionistas en prisión provisional para evitar el riesgo de fuga y la reiteración delictiva.

Estos secesionistas han ocupado el espacio público en una nueva ofensa hacia sus conciudadanos que creen que España es una democracia en la que no hay presos políticos.

La intolerancia de estos secesionistas les lleva a pensar que las zonas públicas “son solo suyas”, por eso tiñen de amarillo las calles y las playas.

Este empeño del secesionismo en fastidiar el descanso estival a los visitantes de las playas  ha provocado escenas de tensión en varias localidades costeras catalanas, siendo el ejemplo más grave el de Canet de Mar.


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon y en la tienda on line de La Casa del Libro. Y ‘El hijo de la africana’, de Pau Guix, en este enlace de la tienda de El Corte Inglés.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo